martes, marzo 21, 2017

La Caca de Mis Perros

Aunque ayer fue día festivo en México, yo me lo pasé pegado a la computadora, ocupado en un proyecto de traducción; así es la vida para quienes trabajamos con clientes de otros países, que tienen sus propios días festivos muy diferentes a los nuestros.
Mientras aporreaba el teclado, pensaba en tantos lugares a los que me gustaría haber ido este fin de semana largo... alguna playa, un fresco río, recorrer las calles de una ciudad colonial... pero por otra parte, para ir a todos esos lugares hay que trabajar y ganar dinero, ya planearé unas vacaciones pronto.
Para las 6:30 de la tarde decidí que había sido suficiente y me puse a descansar un rato, recordando que debido al asueto no habría clase de chino a las 7:30, como todos los lunes. La perspectiva de quedarme en casa, leyendo o viendo la televisión, no me parecía nada agradable; ¿pasar todo el día encerrado (pues trabajo desde casa)? No, señor.
Me bañé y salí de casa, todavía sin saber a dónde ir. Primero pasé por la escuela de chino, pensando que tal vez el profesor Chen tendría abierta la escuela, como el día de asueto del mes pasado. Pero no fue así, de modo que me pasé a un parque cercano. Ahí estuve un buen rato, disfrutando la fresca noche y admirando la gran cantidad de árboles que ahora dan sombra al parque; hace muchos años apenas había unos cuantos.
Aunque muy mal iluminado, este parque de la colonia Tecnológico atrae a muchas personas a las que les gusta dar vueltas y vueltas sin parar, corriendo agitados y sudorosos sobre la banqueta perimetral de concreto. También observé a muchas otras personas que llevan a pasear a sus perros, y no pude evitar preguntarme si cargarían bolsas desechables para recoger las heces de estos, en caso de que se les ocurra hacer popó.
Yo admito que antes me parecía una monserga cargar todos los días una bolsa o un papel cuando vamos de paseo al parque, lleno de letreros pegados a los árboles, que de manera torpe solicitan que los paseantes recojan la caca de sus perros. Me irritaba. ¿Pues acaso la caca no es biodegradable? Pensaba que quizá podría ser un buen abono para el césped.
Pero decidí leer más sobre el tema y me enteré que muchas veces la caca se seca y se convierte en polvo, el cual es arrastrado por el viento y de esta manera contamina el ambiente; así que desde entonces soy un ciudadano ejemplar y ahora siempre cargo mi bolsita para recoger la caca de mis perros.
Monterrey ya tiene una pésima calidad del aire, debido principalmente a las pedreras, y no voy a contribuir a aumentar la contaminación con las partículas de caca de mis perros.

Persistencia: La Clave del Éxito

Y como no iba preparado para dar vueltas y vueltas por el parque, ni traía mascotas para pasear, y además una patrulla no dejaba de dar vueltas por el parque arrojando un deslumbrante y molesto rayo de luz LED a su paso, decidí alejarme de ahí, pero no para regresar a casa, sino para ir al cine.
Había recordado que el día anterior, mientras repasaba la cartelera, me llamó la atención una cinta que parecía totalmente diferente de las estupideces comerciales que inundan las salas desde hace varios años: dibujos animados como La Bella y la Bestia, cintas de "horror" plagadas de clichés idiotas que no asustan a nadie, películas de héroes "ad nauseam"... en fin, sé que habrá mucha gente que pensará que estoy loco, pero, ¿dónde quedaron las buenas películas, con buenos argumentos, historias que hacen pensar, bellos paisajes, diálogos inteligentes?
La película en cuestión se llama "Hambre de Poder" (The Founder), protagonizada por un excelente Michael Keaton, y cuenta la fascinante histora de cómo Ray Kroc creó la cadena de restaurantes de hamburguesas más famosa del mundo: McDonald's, gracias a lo cual pasó de ser un poco afortunado vendedor de aparatos para restaurantes a un hombre multimillonario dueño de una gran cadena de franquicias.
El fenómeno McDonalds, por su éxito comprobado, ha sido un ejemplo a seguir para muchas empresas; personalmente recuerdo muy bien que a los gerentes de las unidades Quick Learning los ponían a estudiar un grueso libro (Behind The Arches) que describía la manera en la que esta cadena de restaurantes cambió para siempre la manera de hacer negocios.
Es por ello que la película me atrajo desde que vi la cartelera, y ahora que la vi puedo decir que me pareció absolutamente interesante, me mantuvo interesado desde el primer minuto. Es una historia de la que se puede aprender mucho, y si Fernanda Familiar me preguntara ¿con qué te quedas?, le respondería que con la palabra con la que describió el secreto de su éxito el personaje de Ray Kroc: PERSISTENCIA.
Citando a Calvin Coolidge, él dijo: "Nada en este mundo puede tomar el lugar de la persistencia. El talento no lo hará; no hay nada más común que hombres talentosos pero sin éxito. La sabiduría no lo hará; la sabiduría sin recompensa es casi tan común como un proverbio. La educación no lo hará; el mundo esta lleno de vagabundos con educación. La persistencia y la determinación son omnipotentes".
Qué gran lección. ¿Cuánto avanzaría este país si, al igual que Japón, Corea del Sur, India y otros países que nos ganaron la delantera, nos decidiéramos a ser persistentes?
Nothing in this world can take the place of persistence. Talent will not: nothing is more common than unsuccessful men with talent. Genius will not; unrewarded genius is almost a proverb. Education will not: the world is full of educated derelicts. Persistence and determination alone are omnipotent.
Read more at: https://www.brainyquote.com/quotes/quotes/c/calvincool414555.htm