sábado, febrero 21, 2009

Nuevo Centro Budista NTK en Monterrey

Hoy se inaugurará en Monterrey el Centro Budista perteneciente a la Nueva Tradición Kadampa; será un evento muy esperado y contaremos con la presencia de Guen Kelsang Kunsang, directora espiritual de la NTK en México.
Para los estudiantes que hemos estado asistiendo cada sábado a las clases del Programa General, en un rinconcito de la Librería Porrúa, esta es una muy buena noticia porque ya tendremos algo así como nuestra escuela.
No obstante, en mi mente hay una gran inquietud. Ahora que ya tendremos un centro budista, será posible la impartición del Programa Fundamental, que tiene una duración de unos cuatro años, a través de clases de dos horas dos veces a la semana.
He sido invitado a integrarme a este programa, pero no sé por qué me resisto. En primera instancia la razón es económica, ya que tiene un costo que en este momento no puedo sufragar. Pero hay algo más. Al iniciar el el Programa Fundamental se hace un compromiso de finalizarlo, y por alguna razón yo no me siento preparado para comprometerme así, en estos momentos no me siento capaz de hacer ningún plan a futuro.
Por lo pronto, lo que más deseo es seguir teniendo la oportunidad de tomar las clases semanales, sin que esto sea un compromiso ineludible. Yo asisto casi todos los sábados, excepto en muy raras ocasiones, cuando hay algún otro compromiso social de mucha importancia para mí.
A veces, no aceptar la invitación a tomar el Programa Fundamental me hace sentir mal. Siento como que estoy decepcionando a Kelsang Sangden, la monja que nos imparte las clases. Al menos por sus comentarios sé que tiene expectativas de que lo haga. Sin embargo, la decisión la tomo yo.
Como dije antes, no sé qué es lo que verdaderamente me impide tomar un compromiso como este. Quizás es que en el pasado me he sentido defraudado, pero ese ya es un tema para analizar con Bugs Bunny.
Será que hace un par de años estuve asistiendo a una iglesia evangélica denominada Castillo de Rey, y quedé muy decepcionado de sus prácticas, ya que se promueve insistentemente dar el diezmo cada vez que uno recibe su sueldo, lo cual hice, reluctantemente al principio y ya más convencido después, después del "brainwash" que hace el pastor y todos los autores de libros cristianos que leí en su momento.
Siempre me decían que "se abrirían las ventanas del cielo" y "se derramarían bendiciones".
Tal vez esas bendiciones se derramaron, pero para el pastor,quien llegaba cada domingo en su Mercedes Benz Kompressor. En cuanto a mí, estoy en un empleo mal pagado, tengo el mismo carro que cada día se destartala más, no he podido dar el mantenimiento y embellecimiento que quisiera darle a mi casita, y en general no hay nada de esa "abundancia y prosperidad" que me dijeron que se iba a derramar.
Ciertamente, sigo teniendo dinero para comer y no he dejado de pagar mis recibos de servicios, tengo muy buena salud y ocasionalmente me doy algunos gustos y viajes. Pero, ¿y la Cheyenne, 'apá?
Quisiera ya no estar tan apegado a las cosas del mundo, no tener tanto miedo de perder el trabajo, mis pocas posesiones, etc. Quisiera no ponerme ansioso pensando en mi futuro, cuando oigo que cierran tantas fuentes de trabajo. Admiro a los monjes y a todos aquellas personas que se han desprendido de todos los apegos a este mundo material y viven en un estado de felicidad permanente. ¿Cómo llegar ahí?
Ufff, bueno, ya lo dije... este asunto me ha tenido muy inquieto durante semanas. Espero sus comentarios, amigos lectores.

4 comentarios:

  1. Quisiera comentarte tantas cosas sobre este tu interesante post, que no se por donde empezar sin embargo hay que tratar creo de ser feliz y no apicarse. Buscar si a Dios, a Buda o Nirvana pero, pensando enque ninguna religión quizas sea la verdad absoluta y menos, cuando es manejada por mortales comunes.

    En fin. No puedo expresar todo lo que quiero aqui... ¿gustas un cafe?

    un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. !Acepto el café! Queda pendiente para una ocasión que esperemos se realice pronto. Te comento que estuve en la ceremonia de inauguración del centro NTK, donde se llevó a cabo una ofrenda especial con una serie larguísima de oraciones y rituales, y esto sirvió mucho para aclarar mi mente. He decidido que continuaré asistiendo a las clases semanales para estudiar y conocer los preceptos de esta filosofía con la que me siento tan identificado, y haré mi mejor esfuerzo por llevar a la práctica las enseñanzas budistas. Sin embargo, por lo pronto (y creo que será un largo pronto) no deseo adentrarme en los dogmas y ritos de ninguna tradición.

    ResponderEliminar
  3. Hey qué tal!

    Has ido recientemente al Centro Budista? Sabes si todavía hay clases en Monterrey?

    Saludos! :D

    ResponderEliminar
  4. Tino... Me encantaría verte en alguna clase semanal! Tú tienes toda la razón de que tú decides a qué asistes y a lo que no. Si alguien te anima a algo más es solo porque les emociona y no porque sea una obligación. Eres libre. Ven a visitarnos algún día :-) Con cariño, guen Sangden

    ResponderEliminar

Share Your Thoughts