lunes, agosto 31, 2009

Viejas Matonas

Después de la desvelada del sábado, ayer por la tarde cuando llegué a mi casa y me bañé, lo que debí haber hecho para recuperarme era meterme a la cama, leer un poco y dormirme escuchando la suave y deliciosa lluvia caer. La temperatura y el momento eran ideales. Ah, pero no, me tuve que sentar frente al televisor, y cuando quise retirarme ya no pude hacerlo: quedé enganchado con un maratón de historias de viejas matonas.
Estoy hablando de la serie Mujeres Asesinas, producida por Pedro Torres. Por cierto, qué bellas se ven todas estas mujeres asesinas en la presentación del programa, son actrices maduras que siguen conservando su belleza, cada una con un elegante y sensual vestido rojo. Me gusta especialmente Edith González, quien personificó a Clara, fantasiosa, una esposa enferma de celos cuya paranoia la hacía imaginar cosas que no existían.



En el primer episodio que vi ayer, la asesina es María Sorté, una mujer viuda, divorciada o madre soltera que se gana la vida atendiendo un puesto de venta de pescados en un mercado. Su hija padece un tipo de parálisis y requiere constantes terapias y consultas médicas que cuestan mucho dinero.
Su trabajo la ha hecho desarrollar una dolorosa tendonitis, y por si fuera poco el dueño del mercado está empeñado en poseerla sexualmente y la amante de éste, quien antes fuera amiga inseparable de Sorté, enloquecida por los celos ahora la odia y no pierde oportunidad para hacerla perder su fuente de ingresos. La vida ya era muy difícil y María, pescadera finalmente explotó.
En el segundo episodio, Susana González es Tere, desconfiada, una esposa frustrada por no haber podido tener hijos, quien se da cuenta de que su marido está viviendo una aventura con la joven hija de su amiga y compañera de trabajo. Las llegadas tarde, las llamadas misteriosas al celular, el cinismo de la desvergonzada muchachita, los recordatorios acerca de su falta de hijos y sus nervios... todo se junta para que Tere pierda el control.
Si no me quedé al tercer episodio fue porque ya lo había visto. En él aparece Carmen Salinas como Carmen, honrada, una abuela que ya debería estar descansando, pero como es viuda y su hijo alcohólico no aporta dinero para el sustento, tiene que trabajar como sirvienta.
La patrona es una mujer depresiva y profundamente resentida por haber sido abandonada por el marido, y descarga su amargura insultando y ofendiendo constantemente a Carmen, a su hijo y a su nieta. La pobre Carmen lleva años soportando calladamente todas sus humillaciones, pero un buen día no puede soportar una ofensa más.
En todos los capítulos, Rosa María Bianchi (la Bertha Moscosa de Cuna de Lobos)luce estupenda en su papel de la doctora Sofía Capellán, psicóloga, quien busca interceder ante el juez para atenuar la sentencia.
Todas las historias están basadas en hechos reales, son el retrato de miles de mujeres como las que todos conocemos, quienes se encuentran en una situación de minusvalía y toleran una vida de maltratos y violencia por parte de sus esposos, sus jefes, miembros de su propia familia u otras personas, hasta que no pueden soportarlo más y se convierten en Mujeres Asesinas.

1 comentario:

  1. Sabes elbibis,

    En alguna ocasion vi por canal 5 esta serie sin saber decirte que temporada seria pero quede enganchado con ese capitulo: salía María Rojo y hacía a su esposo en tamales.

    Otra vez es donde siento no tener cable.

    Salu2!

    Por cierto, no me gusta el aspecto de Lucía Mendez. Creo esta mucho muy cambiada al hermoso rostro que era.

    ResponderEliminar

Share Your Thoughts