miércoles, enero 06, 2010

Polar

Los que somos de esta ciudad estamos acostumbrados a cambios de temperaturas muy extremos; como ejemplo el día 24 de diciembre después del mediodía hacía un sol deslumbrante y una temperatura que casi parecía veraniega y hacía que las chamarras que sacamos por la mañana se convirtieran en un estorbo. Pero horas más tarde, todo mundo tiritando de frío.
El fin de semana pasada estuvo soleado, con temperaturas frías en las mañanas y en las noche. Luego el lunes una pertinaz llovizna todo el día, ayer un poco menos, y hoy un día lleno de sol.
Pero para mañana, que es cuando los niños regresan a la escuela, se espera que las temperaturas bajen a 0 grados o inclusive -1 grado. Sé que para muchas personas este frío no es nada, pero en mi tierra hace como 10 años que no bajaba tanto y presiento que nos va a agarrar muy desacostumbrados.
Yo por lo pronto voy a echar mano de gorras, bufandas, suéteres y chamarras, pero he estado preocupado por Bobi, Chuki y Tzu Chi, quienes comparten una casita en el pequeño patio de la casa. Ya tienen una vieja camisa de lana como "colchón", pero además me aseguraré de ponerles papel periódico en el piso de la casita y encima una buena cobija, para que no pasen frío.

1 comentario:

  1. ¿Tus perritos no usan suéteres o algo así?, yo les pongo a mis chihuahuas porque son muy friolentos.


    Saludos y besos.

    ResponderEliminar

Share Your Thoughts