miércoles, abril 28, 2010

Sake

Recibí una invitación retrasada para cenar, por motivo de mi cumpleaños, y el lugar de la cita fue un elegante restaurante japonés ubicado en una plaza comercial en una zona muy nice de la ciudad.
Como llegué temprano, me puse a recorrer la plaza, que se diferencia de las demás porque tiene tres niveles y sus escaleras son metálicas y están al aire libre, no en un cubo como las tradicionales. Abunda el cristal; de hecho al estar en los niveles superiores y asomarme hacia abajo apoyado en el barandal de puro cristal me produjo vértigo.
Entré a uno de los establecimientos a curiosear. Había artículos de decoración, llaveros, bolsas, revisteros, contenedores para alimentos muy chic, todo a precios exorbitantes, como se podía esperar. Salí de ahí tratando de pensar cuánto tiempo hacía que no visitaba este tipo de lugares.
En el restaurante nos ofrecieron la carta de vinos, aclarando que la especialidad del mismo eran los martinis. Pues a mí no me gustan nada, sé que entre mucha gente, especialmente jóvenes, están de moda los martines de tamarindo, mango y pepino; a mí me dan asco, martini solamente el tradicional.
Así que para estar de acuerdo con el lugar, pedi un sake, de marca Sho Chiku Bai. Debo decir que estaba más que delicioso, estupendo, lo disfruté mucho con mi cena de sushi y un arroz especial. No sabré describir muy bien su sabor, es preciso probarlo, pero puedo decir que es una bebida fuerte pero con un sabor muy agradable y tierno que no "raspa" como el tequila, que nunca he podido saber degustar.
Lo mejor de todo fue que al llegar a casa tenía una deliciosa somnolencia que de plano me impidió terminar de ver el noticiero del Teacher. Dormí como un bendito. Bendito sake.

9 comentarios:

  1. ¿En las escaleras eléctricas no te dieron ganas de bajarlas por donde suben?, es muy divertido.


    Besos.

    ResponderEliminar
  2. No eran eléctricas.... pero, oye, Malquerida, ¿tú haces eso, Malportada?

    ResponderEliminar
  3. Debo probarlo porque a mi eso de los licores de plano no se me da: todos me saben retefeos: prefiero una piña colada o de plano un "torito" de cacahuate (bebida típica de Veracruz).

    Salu2!

    ResponderEliminar
  4. No lo he probado.. ya lo harè, me has inquietado Tinisimo.

    ResponderEliminar
  5. nunca he probado el sake, pero ya me metiste la curiosidad q no pararé hasta probar uno

    ResponderEliminar
  6. Pos ahora ya sabes el remedio para cuando no puedas dormir.

    Saludos mil.

    ResponderEliminar
  7. oiga compa, le voy aplaticar de algo que escuche en el programa de Fernanda Familiar por el 107.7 de FM.

    resulta que hay un coolaborador que se llama Pedro no se que(no me acuerdo, pero habla de viajes), ok, una vez escuche a este señor platicar del Mezcal que México produce y que muchos no consuminos y hasta a veces despreciamos, bueno, decia este señor que en Japon existe un mercado increible para el mezcal mexicano, que incluso un solo shot (caballito) puede llegar a costar hasta 80 dolares, y que mas bien se usa asi tipo como para cerrar negocios, o para agasajar a invitados extranjeros.

    chingao, como somos los mexicanos de malinchistas aveces.


    saludos compa, que tenga un buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  8. Mísmisimo: es muy cierto, somos muy malinchistas a veces. Pienso que generalmente cuando escuchamos "mezcal" lo asociamos con bebida adulterada o de poca calidad, indigna de ofrecerse en un restaurante de categoría. No se le ha dado promoción a esta bebida, yo el año pasado estuve buscando uno y me lo consiguieron: su presentación en botella de plástico chafa, de esas del aceite comestible, y una etiqueta hecha al "ai se va" me hicieron sospechar mucho de la calidad del producto y... lo tiré. Le falta una buena promoción y publicidad para desplazar la mala imagen que tiene, pienso yo. Que se pase un fin de semana muy cervecero, salud.

    ResponderEliminar
  9. Me dio risa lo que Ángello dijo, eso de que en Japón usan el mezcal para “cerrar negocios” JA JA JA JA JA.
    Una cosa que siempre yo he criticado, es que en México la raza usa el licor que sea necesario para abrir piernas; solo piensan en empedar alguna pinche piruja para cogersela; y luego se quejan que ya no hay viejas decentes en México, que ya todas cogen, pos ni modo que se las haya cogido todas el espíritu santo cabrones.
    Que pinche contaste tan cabron; los japoneses con el licor “cierran negocios” y los mexicanos “abren piernas” JA JA JA JA JA.

    Saludos.

    ResponderEliminar

Share Your Thoughts