lunes, julio 12, 2010

Colibrí

Llego temprano a casa. Abro la llave pero otra vez no hay agua. Me empiezo a impacientar y subo al techo para ver si se logró llenar el tinaco. Negativo. Veo en todas direcciones y me pregunto para qué diablos me vine a la casa. Me hubiera ido a...
En eso veo a un pequeño y ágil colibrí, libando a toda prisa el néctar de las flores de mi anacahuita del patio. Un momento fugaz y luego desapareció a toda velocidad. Esta hermosa visión bastó para hacerme olvidar el mal rato. Al cabo nadie quería bañarse ni lavar patios ni ropas.

4 comentarios:

  1. Pues aí está, quédate tranquilo que pronto habrá agua y el colibrí seguirá revoloteando por tu casa.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Observar a la naturaleza actuar nos recuerda que la civilización aún no puede satisfacer todas nuestras necesidades (¿podrá?) ...

    ResponderEliminar
  3. compadre, la neta, inundaciones y huracanes vinieron y vendran, y la verdad no es nada nuevo en nuestro estado, asi que si no se derrumbo tu casa, o las calles de tu cuadra quedaron intreansitables, bien!!!!.

    vamos a levantarnos, vamos a hacer de lo poco que quedo un mucho.

    saludos.

    ResponderEliminar
  4. la belleza del animalito se llevo tu mal humor :)

    ResponderEliminar

Share Your Thoughts