sábado, abril 23, 2011

Pide y Se Te Dará

Actualmente estoy escuchando la versión en audiolibro de "Pide y Se Te Dará", de Esther y Jerry Hicks. Es una obra que forma parte de la corriente generada por el concepto de la ley de la atracción, y por lo mismo en sentido estricto no aporta algo muy nuevo al tema.
Sin embargo, la forma en la que está redactado, la fraseología que utiliza y la serie de conceptos que presenta me tienen cautivado y en un estado de expectante optimismo que mucha, mucha falta me hacía. Si me preguntan qué conclusión he sacado de lo que he leído (escuchado) hasta el momento, es que es indudable el gran poder de atracción que tienen nuestros pensamientos.
Así que esta obra me está sirviendo para esforzarme por controlar conscientemente la calidad de mis pensamientos, de modo que sean pensamientos de optimismo, de bienestar, de seguridad, de paz, de amor y de gozo; la contraparte es esforzarme también por eliminar los pensamientos de baja vibración (negativos) como la tristeza, el rencor, el desaliento, el miedo... y un largo etcétera.

Ha finalizado la Semana Santa. He visto cómo muchos de mis conocidos salieron en tropel de la ciudad, y yo me he quedado con unas ganas enormes de estar sentado sobre la arena, escuchando el sonido de las olas, rompiendo una y otra vez sobre la playa, con el aroma a sal deleitando mi olfato y la espuma del mar acariciando mi cuerpo.
Ciertamente si me hubiera esforzado en este momento estaría disfrutando esta escena de paraíso, pero hubiera sido un viaje muy atropellado y no hubiera estado del todo tranquilo, pues estoy a la mitad de un proyecto de traducción algo extenso. De hecho todo este mes he tenido una carga abrumadora de trabajo, tanto en la empresa donde laboro como en los proyectos que realizo por mi cuenta.
Esto y otros sucesos me han mantenido fuera de este espacio: mi cumpleaños, el surgimiento (y extinción) de una serie de intensas emociones hace mucho no experimentadas, la perspectiva cada vez más cercana de (finalmente) cambiar de auto, la sintonización cada vez más clara conmigo mismo, el conocimiento cada vez más certero de qué es lo que quiero y qué es lo que no quiero...
Soy el mismo, pero a la vez soy completamente diferente y mejor, soy Tinísimo Reloaded. Y estoy aquí.

3 comentarios:

  1. Gracias por la recomendación.

    LA CALIDAD DE LOS PENSAMIENTOS hay que cuidarlos, yambien de las palabras y sentimientos.

    Saludos desde la orilla del Mediterraneo en unos dias frios y con viento.

    ResponderEliminar
  2. ¿Emociones hace mucho no experimentadas?, caray eso suena interesante Tocayito.

    ResponderEliminar
  3. Pues por ellos, a llenarnos de pensamientos positivos tinísimo, justo hoy leí el comunicado de prensa de Joan Sebastian y bueno me puse a pensar justo en la fortaleza de este señor.

    Besotes.

    ResponderEliminar

Share Your Thoughts