sábado, mayo 14, 2011

Perdonar

"¿Y usted, cuándo se va a perdonar a sí mismo?", preguntó la terapeuta. Ya había terminado la sesión, así que abandoné el diván, completamente aturdido; me fue imposible contestar y sólo me despedí mientras me dirigía a la puerta. Es rarísimo que me quede sin palabras. Y si bien no le respondí a ella, definitivamente me tengo que responder a mí mismo.
Yo hablaba de que percibía que había llegado el momento de perdonar a dos personas que me causaron mucho daño y modificaron drásticamente el rumbo de mi vida. Luego de años de analizar los hechos, sé que en el primer caso no tuve ninguna responsabilidad, en el segundo, sí. Y en todo este tiempo no he podido y/o no he querido perdonar. Más que nada, no sé cómo hacerlo.
Aún me parece inconcebible, por más qué haya leído y escuchado cuán sanador puede llegar a ser perdonar. ¿Y qué seguiría después? ¿Amistad? No lo creo. Me niego a aceptarlo, no lo puedo asimilar. Sin embargo, sí me gustaría deshacerme de este resentimiento tan intenso.
Desde hace algún tiempo, el tema del perdón ha rondado en mis pensamientos. Hace varias semanas un amigo me comentó que estaba asistiendo a un taller diseñado para llevar a cabo este proceso sanador, y aunque me pareció interesante, entonces no me atrajo lo suficiente como para inscribirme yo también.
Como en esas antiguas películas mexicanas, la pregunta de la terapeuta resuena una y otra vez en mi mente... me quedó claro que para poder perdonar a otras personas, primero debo perdonarme... a mí...
Ahora sí que tengo una buena tarea: callar al consciente y dejar hablar al inconsciente... desenredar la madeja, pensar, recordar, meditar, aceptar... ¿qué es todo aquello que tengo que perdonarme a mí mismo? Me parece un reto muy interesante, y estoy seguro que será un proceso muy iluminador. Caminaré hacia la luz, pues.

3 comentarios:

  1. Querido tínisimo, sabete muy etimado, en mi experiencia personal, yo te recomiendo busques un grupo de constelaciones, aqui en hsh se hace un tarea, se prepara una sesión para hablar con esas personas que te hicieron daño y traerlas a tu presencia aunque fisicamte no estén, es una experiencia emocionalmente fuerte, pero muy conmovedora y sanadora.

    Yo creo que la base para perdonarse es admitir nuesrtros deseos abyectos de ser engañados o traicionados porque estos refuerzan nuestro papel de "bueno" o víctima y así llamar la atención y centrar las miradas de los otros o de nosotros mismos, uno hace lo que puede con lo que tiene, no hay hubiera, a veces decidimos cosas que van en nuestro detrimento y no son acertivas, pero aún esas cosas o gracias a esas cosas APRENDEMOS, somos mejores seres humanos y valoramos nuestra vida, nuestra familia, nuestro empleo, nuestra salud o nuestras relaciones.

    A mi me funcionó con Marco, me perdoné y lo perdoné aún lo amo lo amaré pero el a mi no y las cosas son así y rustico decidió quedarse con su ex tóxico y pues no esta en mí, lo perdono aunque aún no he podido decir que le deseo lo mejor, todo tiene su tiempo, quizá llegue el tiempo de perdonar cuando estes preparado tu corazón seguro te avisará.

    De momento y si te sirve yo te perdono por lo que tu no has podido perdonarte y te bendigo por lo importante de tu presencia en mi vida y tus textos que llegaron a tiempo en el momento exacto, en especial uno aceca de nuestros bondadosos maestros... lo recuerdas, leetelo cariño, pero con la mente, con el corazón.

    ResponderEliminar
  2. Precisamente hoy conversaba sobre ese tema con una amiga. Como el perdon es vital para poder vivir tranquilo, ligero.
    date la oportunidad. Valdra mucho la pena.
    saludos...

    ResponderEliminar
  3. a veces decimos que el tiempo tiene la cualidad de curarlo todo, a veces funciona cuando el daño es superficial.

    yo una vez crei haber perdonado a alguien que me lastimo fisica y psicologimante en mi niñez, pense que un año y medio de seciones con la psicologa habian sido suficientes.

    yo me sentia muy aliviado, como comunmente se dice: crei que me habia quitado un gran peso de encima, pero cuando en el facebook, una amiga me platico que habia logrado encontrar a esa persona(obviamente ella no sabia que esta persona me perjudico), y me refirio su facebook, empeze a temblar, y despues de varios dias dudando, me atrevi a mirar esa pagina,y al ver su rostro de nuevo, me di cuenta que no habia perdonanado nada, incluso el odio surgio aun mas, los deseos de matarle se volvieron a encender.

    esa es la unica persona que realmente me ha echo algo muy cabron(y se que eres una persona sumamente inteligente como para ya haberte dado cuenta de lo que me hizo, aun no no tengo el valor de escribirlo).

    por eso coincido contigo en que el tema del perdón es muy complicado.

    saludos compadre, y creeme, esta es la unica cosa donde no necesito estar borracho para admitirlo.

    ResponderEliminar

Share Your Thoughts