martes, enero 21, 2014

Manejando de Noche

Esa fría noche iba manejando mi automóvil por un camino de tierra. La oscuridad era casi absoluta, de modo que solamente podía ver lo poco que lograban iluminar los faros. Parece que el camino lo acababan de trazar, porque tadavía había montones de tierra suelta a los lado. Por las ventanas abiertas entraba el aire casi helado, y estaba a punto de cerrarlas, pero pensándolo bien decidí no hacerlo porque sólo así podría mantenerme despierto.
De reojo vi que a mi derecha, por un camino paralelo al mío circulaba un viejo camión urbano de pasajeros, y me pregunté qué hacía ahí, en mitad de la noche, vacío por completo. Observé cómo avanzaba dando tumbos, alternando enfrenones y acelerones mientras se levantaba una nube de polvo; es extraño porque nadie más se atreve a circular por esos caminos y a esas horas.
Noté que me distraía, así que volví a fijar la vista hacia el frente. Tenía sueño y ya deseaba llegar a casa; debía hacer un esfuerzo por mantenerme despierto. De pronto observé que un poco más adelante se encontraba en medio del camino un animal corpulento. Dejé de acelerar mientras trataba de distinguir qué animal era. ¡Un leopardo! No cabe duda, pelaje amarillo y manchas negras. Pero, ¿acaso hay leopardos por estas tierras?
Por precaución decidí avanzar muy lentamente, más de pronto se apagaron las luces del auto y me encontré súbitamente rodeado por una oscuridad densa y asfixiante. A ciegas, me encontraba muy tenso  y no sabía qué hacer, ¿cómo diablos se apagaron las luces si el motor aún está andando? Fue entonces como sentí, porque ver era imposible, como aquel inmenso leopardo dio un gran salto y fue a caer en el asiento, junto a mí.
"¡Imbécil!", me recriminé en silencio, "las ventanas están completamente abiertas". Aterrorizado, atiné a quedarme inmóvil y contener la respiración, mientras mi mente frenética intentaba pensar en una veloz escapatoria antes de acabar devorado por el leopardo. En ese momento...

... Hey everybody, everybody's got a rhythm That will make you wanna move it...

Sonó la alarma del teléfono a todo volumen. La voz de Gloria Estefan cantando "Wepa" rompió el silencio y me libró de las afiladas garras y fauces del leopardo.

8 comentarios:

  1. jajajaja, solo fue un sueño compadre, ¿o no?......



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si.... pero casi me ca... igo de la cama. Saludos.

      Eliminar
  2. Y yo estaba pensando, "Leopardos en el campo cerca de Monterrey?!? Nunca he oído de tal cosa."

    Qué cuento interesante...Sientes a veces que experimentas algo que ya has visto en un sueño? Me sentí así sábado cuando estaba manejando con una amiga. Fue un sentimiento MUY raro, cómo algo mal iba suceder. Afortunadamente, nada mal sucedió, pero eso me pasa de vez en cuando.

    Saludos,

    Kim G
    Boston, MA
    A donde vamos a soñar con nieve esta noche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me ha pasado eso, pero ultimamente los sueños cada vez más me ayudan a comprender lo que pasa por mi mente. Abrazos.

      Eliminar
  3. pues que cenaste? jaja :D pa`sueñito compadre!! que emocion me habria dado encontrarme un felino asi.......aunque ya cuando se subiera al carro ya no jejejjeje
    saludoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te aseguro que te aterrorizarías, no querrías ni respirar.... Saludos.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Normally I seldom remember my dreams, but somehow this has changed a little in the past few weeks. They're very revealing, you know.

      Eliminar

Share Your Thoughts