jueves, mayo 08, 2014

El Aire Sucio que Respiramos en las Ciudades

Ya lo decía el grupo español Mecano en los ochentas, en la letra de su canción “Aire”: “… se notaba en cualquier caso / que era aire de ciudad / que si bien no es el más sano / lo prefiere el ser humano …”
Esta mañana leí en el periódico Publimetro que Monterrey es la ciudad más contaminada de todo el país, ya que según estudios de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el sucio aire que respiramos aquí tiene 36 microgramos de partículas PM 2.5 por metro cúbico.
Este deshonroso primer lugar nos coloca por encima de la ciudad de Toluca, con 33 microgramos de PM, y el Distrito Federal, con ¡25!.. a mí esta noticia me parece alarmante, pues, como la gran mayoría de los mexicanos, consideraba que la capital de la república era la más contaminada del país.
Según este reporte, Guadalajara  es entre las ciudades más grandes de México, la que tiene la mejor calidad del aire, con solamente 13 partículas PM2.5 por metro cúbico. Cabe mencionar que las mediciones que reporta la OMS no son actuales, sino que se realizaron a lo largo de varios años, en el caso de Monterrey se efectuaron hace 3 años.
Hace un par de meses, cuando estuvo de visita mi amigo Kim en Monterrey, me decía que una persona le había advertido que ni se parara en esta ciudad, porque el aire era absolutamente irrespirable y que ni siquiera alcanzaban a verse los edificios por la gran cantidad de polvo suspendida en el aire. A mí me pareció francamente exagerado, y también a Kim, pues esos dos días que estuvo aquí hubo un poco de lluvia, y si bien no se lograban apreciar los edificios altos y las hermosas montañas que enmarcan Monterrey, se debía a la presencia de neblina y no de polvos; la calidad del aire era muy satisfactoria.
Sin embargo, desde entonces ese comentario que le hicieron a Kim me ha estado dando vueltas en la cabeza, y todo este tiempo no he dejado de levantar la vista al cielo para apreciar el aire… y debo decir, con mucha pena, que es cierto: casi todos los días se aprecia sobre mi ciudad una nube de contaminantes que desdibuja el paisaje y lo hace gris y sucio.
Esto se debe a una serie de factores, siendo la principal la gran cantidad de industrias que lanzan aire contaminado a la atmósfera. Pero también se debe a la enorme cantidad de automóviles que circulan diariamente, además de que aquí no se aplica el programa Hoy No Circula ni tampoco hay organismo alguno que verifique el nivel de emisiones contaminantes que producen tantos carros.

Al poniente de la ciudad, las pedreras explotan nuestros cerros para extraer cementos y arenas, y como resultado, la nube de polvos blancuzcos es constante, mientras que las montañas se ven horriblemente carcomidas. Por si fuera poco, en varias avenidas y calles de Monterrey están realizando trabajos de rehabilitación, pero ello provoca que se levante una polvareda tan espesa que en algunos casos se han suscitado accidentes automovilísticos debidos a la escasa visibilidad. ¿Por qué no se les ocurrirá rociar agua? Por todas partes se construyen edificios, y esto también genera contaminación.
Y la contaminación nos afecta a todos, hombres, mujeres y animales, niños y ancianos, deportistas y no deportistas… me parece que es urgente que todos nos pongamos a hacer algo para tratar de remediar esta situación, según nuestras posibilidades; por ejemplo, plantando árboles, pues hay un enorme déficit de ellos, y también cultivando jardines y huertos en la casa, ¿por qué no? Los que tengan auto, asegurándose de que esté bien afinado y no contamine demasiado, y tratar de utilizarlo menos, utilizando otros medios, como compartir el auto, caminar, andar en bicicleta, utilizar el transporte público...
 Sería necesario, mejor dicho, urgente, que las autoridades regulen y sancionen a las industrias, a las empresas constructoras, a los automovilistas, a las pedreras y a sus propios trabajadores, para que se establezcan medidas que ayuden a reducir la contaminación… y si no lo hacen, debemos EXIGIR que lo hagan, pues la mala calidad del aire pone en riesgo nuestra salud y nuestra vida. ¿Nos vamos a quedar sin hacer nada?

4 comentarios:

  1. La calidad del aire en el D.F. se ha mejorado. Sin embargo, me sorprendieron estas noticias de que la contaminación es peor en Monterrey y en Toluca. Espero que la gente exija que se hagan remedios.
    Saludos,
    Bill
    (¿Cómo te va la lectura de "The Good Earth"?)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Bill, gracias por pasar a leer, yo también espero que todos reaccionemos antes esta mala noticia y nos pongamos a trabajar en la solución.
      Y acerca del libro, lo he seguido leyendo con mucho interés y noto que me provoca muchas emociones: una profunda tristeza por la sequía en los campos de cultivo, que causó la hambruna de todo el pueblo... el horror cuando O-Lan decidió que no viviera su hija recién nacida porque no habría alimento que darle, la compasión por sus pequeños hijos, adaptándose a una ciudad... creo que lo voy a seguir disfrutando mucho. Ya te contaré luego...

      Eliminar
  2. Lo del aire contaminado que respiramos, los temblores por los irresponsables que andan extrayendo gas del subsuelo, la bajisima calidad en medidas sanitarias de distintos rubros (naturaleza, alimentacion, etc)... Me cae que les importa un carajo, a la mayoria. Y es una pena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy cierto... sin embargo, creo que a nosotros no debe valernos un carajo, es nuestra vida, es el aire que respiramos, es nuestro bienestar...

      Eliminar

Share Your Thoughts