lunes, octubre 20, 2008

Mercado Colón

A mi mamá siempre le han gustado mucho los mercados. Recuerdo que hace muchos años me llevaba con ella al antiguo Mercado Colón, que estaba por la calle Ocampo. Cómo me disgustaba ir, me parecía tan aburrido ir recorriendo los puestos de tomate, de aguacate, de papa.
Tal vez lo que más odiaba eran esos gritos de los marchantes: "pásele, pásele, tomate rojo para el caldo", "lleve aguacate marchanta, pura crema", "melón para el postre", "mangos, hay ricos mangos". Me sentía apabullado ante la insistencia de algunos de los vendedores, para que probara la mercancía.
Y mamá recorriendo los puestos del inicio hasta el final, y luego de regreso, ay, qué aburrido. Y yo que ya quería regresar a mi casa, a jugar con mis carritos. En años recientes he vuelto a pasar por ahí, e inevitablemente vienen a mi mente esos recuerdos.
Por fin terminaba sus compras y cruzábamos la calle, que en ese entonces era de doble sentido, para tomar el camión Ruta 18 que nos llevaría a casa. Algunas de esas veces, justo antes de abordar el camión mamá compraba un rico pollo rostizado en un negocio que creo que se llamaba simplemente Los Pollos, y que tenía un anuncio con un dibujo de pollos rostizados que daba vueltas y más vueltas.
Otras veces, mientras esperábamos el camión yo me ponía a ver las revistas en el puesto que ahí se encontraba. Siempre le pedía a mamá que me comprara una revista, pero pocas veces accedía. En una ocasión tuve suerte y me compró un ejemplar de La Familia Burrón, que mucho disfruté.
Sólo los recuerdos quedan. Ya no existe el Mercado Colón, pues en su lugar dicen que van a construir un gran edificio. La calle Ocampo hace muchos años que dejó de ser de doble sentido, y por ahí ya jamás pasó el Ruta 18. Ya no está el negocio de Los Pollos, ni el puesto de revistas. Ayer era un niño, hoy soy un hombre, y gracias a la vida sigo teniendo a mi lado a mi adorada madre.

1 comentario:

  1. que hermoso es recordar el pasado y darse cuenta que hay cosas que todabia tenemos con nosotros,como nuestra madre, muchos saludos

    ResponderEliminar

Share Your Thoughts