viernes, mayo 08, 2009

¡Que hace un calorín!


Un calor abrasador es el que se ha sentido esta semana por estas tierras del noreste mexicano. Dentro de mi oficina hay un aparato de aire acondicionado, pero apenas salgo al estacionamiento me envuelve el aire caliente y seco; entro al 306 y casi me sofoco, el interior debe estar a unos 50 centígrados y la "climatisation" tarda un buen rato en enfriarlo.
Pero eso es tolerable. Lo que no puedo soportar son las noches, pues en mi casa no tengo climatización. Me baño antes de ir a la cama, abro las ventanas y dirijo dos ventiladores hacia mi humanidad, pero es inútil. Me despierto una y otra vez, corro al refrigerador y doy un buen trago a la jarra de limonada que siempre tengo lista para estas emergencias.
El aire dentro de la casa se siente pesado, sofocante, y es que está tan pésimamente diseñada que el viento casi nunca entra por ninguna de las ventanas ni por la puerta. Lo irónico es que muchas de estas noches infernales doy un paso hacia afuera y me recibe el aire fresco de la madrugada.
Anoche estuve despertando y tratando de dormir, hasta que decidí acostarme en el piso de la sala, muy cerca de la puerta de la entrada, la cual mantuve abierta. La que dejé cerrada fue la segunda puerta, de tela mosquitera de alambre (véase la penúltima foto de la entrada "Chucho"). Desperté adolorido y sientiendo la falta de sueño.
Frustrante. Así me he pasado todos estos años la temporada de calor, frustrado e insomne. Duermo solamente a ratos, y justamente cuando agarro el sueño más a gusto, justo antes del amanecer, al poco rato suena el despertador y debo levantarme.
He pensado en dormir afuera, pero me aterra pensar que me pueda picar un ciempiés o algún otro bicho. Tengo desde hace unos años una linda hamaca, pero por una razón u otra no ha sido posible instalarla.
La solución es instalar un equipo de aire acondicionado. No lo he hecho antes, primero porque hace años estos aparatos consumían muchísima energía y el recibo de electricidad era casi impagable. Ahora son más eficientes y económicos. El año antepasado ya me había decidido a instalar uno, pero pasaba por un mal momento económico y no podía pagarlo.
La otra razón es que contratar a personas para que realicen algún trabajo de albañilería o de alguna otra instalación en mi casa me produce fobia. Nunca me entiendo con ellos. Casi todos son informales, mentirosos, impuntuales, dicen una cosa y hacen otra. Además, trabajo casi todo el día y no hay alguien en casa que pueda supervisar.
Hace un año ya me había decidido por un equipo que estaba a precio muy económico, y además me daban 6 meses para pagar si usaba una tarjeta de crédito. Pero resulta que ese equipo era para corriente 220, y antes de instalarlo había que contratar a alguien para que hiciera una nueva instalación eléctrica, luego llamar a la Comisión Federal de Electricidad para que la aprobara y para contratar el servicio 220 (más caro), y luego de todo este embrollo, ahora sí a instalar el aparato. Por supuesto que ya a punto de presentar mi tarjeta de crédito les dije que mejor no. Odio todos esos trámites.
Sin embargo, ya tengo que resolver esta situación si quiero dormir a gusto lo que resta de la primavera y sobre todo el verano. Compraré un equipo que utilice corriente 110 (aunque no tenga calefacción, el frío me gusta) y buscaré a alguien confiable que lo instale.

2 comentarios:

  1. Hola hola, sí pues el calor es muy feo, cualquier clima extremo es muy feo...en Mexicali casi todas las casas tienen refrigeración, o como ustedes dicen "clima" xD así que mi casa parece Alaska en invierno pero no más salgo y me quemo con todo...sí, nada peor que el calor de Mexicali, créeme aunque ahorita está como a 41º o sea, bastante tolerable a comparación de como suele ponerse en el verano...en fin! yo amo el frío pero el frío extremo tampoco :S me tocó estar a 20 grados BAJO CERO y no se lo deseo a nadie :P

    saludossss :)

    ResponderEliminar
  2. hola Tino

    Fijate que ha nosotros nos ha tocado muy similar, el calor en estas ultimas noches ha sido insoportable, de plano hemos tenido que "acampar" en la terraza, la ventaja en mi casa es q tenemos segundo piso y como los vecinos aun no terminan su 2o piso no hay riesgo de ser sorprendido en medio de la noche por algun amante de lo ajeno.

    Nos hemos dado el lujo de dormir tapados con el edredon por que esta muy fresco en la terraza.

    Curiosamente voy regresando de mi hora de comida y me fui al Home Depot para comprarme un climita, deberias de darte la vuelta, me consegui un LG de 1/2 tonelada en 2,200 es para 120V asi que en cualquier casa queda lo unico es que es para ventana por lo que ocupas instalacion, papa me va a ayudar a instalarlo, si te animas le puedo pedir que te instale el tuyo, luego te aviso cuanto se tardo igual y puede hacerce un sabado o domigo

    saludos,

    ResponderEliminar

Share Your Thoughts