miércoles, julio 22, 2009

La Diosa del Burlesque

Me parece que no lo había comentado antes aquí, pero ¡me divierten mucho las películas de ficheras!, esas que estuvieron en su apogeo a finales de los 70 y principios de los 80.
Todo empezó hace muchos años, cuando era un mocoso y quedé cautivado cuando vi en alguna película el sensual baile de Lyn May, enmarcado por la excitante música que creaba con maestría el bongocero. Desde entonces empecé a coleccionar sus fotos; estaba muy chiquillo para ir a un cabaret, vaya, incluso para ir a ver alguna de sus películas en el cine, así que lo único que podía hacer era comprar revistas.
Cierta vez me enteré que venía a Monterrey, yo estaba emocionadísimo. Recuerdo que fui a la calle Morelos, en el centro, donde estaba el Kam Kum, uno de los cabarets en donde se iba a presentar, y robé uno de los pósters que estaban pegados en la pared. También se presentó en un programa de televisión local, y por supuesto que ahí estuve hasta el final, y tuve la fortuna de que me autografiara el álbum que había hecho con sus fotografías.



Aunque dijeran que era fea, a mí me parecía una diosa, con ese cuerpo escultural, la cintura más breve que hubiera visto y esas caderas increíbles, su pelo largo y negrísimo y sus facciones orientales. Hay muchas personas que sólo conocen a la Lyn May actual, con su rostro horriblemente deformado por cirugías infortunadas; pero créanme, antes no era así, busquen fotos antiguas y verán que era más bonita.
Sobre la pista era una acróbata impresionante y una desnudista muy sensual. No he visto otra vedette que iguale sus movimientos, el vaivén hipnótico de sus caderas y su triunfal split.
He comprado una o dos de sus películas, y cuando las veo me concentro casi únicamente en su actuación, pero anoche pasaron una que no había visto, "Burlesque", y válgame el cielo, había mucho material por ver: las elegantes Alma Muriel y Angélica Chaín, la Princesa Lea, Jeanette Mass, la buenisísima Gloriella y por supuesto Lyn May. Caballeros, no se la pierdan.
Creo que esta cinta fue de las últimas del género de las ficheras, se nota porque es mucho menos vulgar que las demás y en ella ya no aparecen los omnipresentes Jorge Rivero, Sasha Montenegro y Carmen Salinas en su papel de la "Corcholata".

4 comentarios:

  1. Estas peliculas se me hacen muy interesantes y por demás divertidas: referencia en el cine mexicano. Lyn era muy bella, quizas ahora no tanto por lo que comentas pero a mi quein me atrajo siempre fué Sasha Montenegro: tipaza.

    No la ubico ahora en su vida como viuda de un expresidente.

    ¿Quien diria?

    Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  2. Lyn May, era una de las mujeres que le gustaban a mi padre, ja!
    A mi me parece que si está fea... es que a mi no me gustan nadita de nada, los chinos, ni los japoneses ni nada que tenga ojos restirados.,jajajja
    Hola.

    ResponderEliminar
  3. Uyyyyy a mí me encantan las orientales...

    ResponderEliminar
  4. Noooo, esas peliculas noooo, a mi me cagan ja ja ja, se me hacen horribles, pero en fin cada quien sus gustos, y ella a mi siempre se me ha hecho horrenda, perdon, pero asi es.
    Un saludo

    ResponderEliminar

Share Your Thoughts