martes, agosto 25, 2009

Mesero Aprendiz


El sábado pasado el ambiente estuvo efervescentemente futbolero en Monterrey, ya que ese día se realizó el partido denominado clásico entre los dos equipos locales, Tigres y Rayados. Por todas partes se notaba el ambiente de celebración, parecía que nadie quería perderse este juego y los que no pudieron ir al estadio ya tenían preparada su reunión en casa y el evento contratado en su sistema de televisión restringida.
Otros más se dieron cita en diferentes bares y restaurantes, como en el South Bar, lugar en el que precisamente estuve yo, pero no como comensal sino como... ¡mesero!
Resulta que uno de los meseros no podía trabajar este viernes y sábado, así que me propusieron cubrirlo. Yo acepté algo nervioso, pues nunca en mi vida me había tocado desempeñar este oficio. El viernes hubo poca gente, así que tuve oportunidad de ir aprendiendo a ingresar las comandas en el sistema touch-screen, conocer el menú y en general saber cómo servir en las mesas.
Sin embargo, el sábado el lugar estuvo a reventar, tal como se esperaba, y ya se imaginarán cómo anduve, corriendo a mil por hora para poder atender a todos los clientes. Lo único malo fue que en mi primera mesa me tocó un sujeto de esos prepotentes, altaneros y groseros, que no pierden ninguna oportunidad de maltratar a toda persona que trabaje en el área de servicios. Esto me puso nervioso, pero decidí que no iba a permitir que me fastidiara mi día de trabajo.
El individuo se molestó porque yo había llevado a otro comensal de su misma mesa una bebida que no era exactamente la solicitada (error del barman), y me hizo ver el error en forma exagerada y preguntando si yo era nuevo. Le respondí que sí, pero que enseguida iba a corregir el error y que estaba a sus órdenes. Se siguió portando en forma grosera y burlona, a lo cual respondía yo con un servicio cada vez más atento, hasta que abandonó su actitud grosera.
Todos los demás clientes fueron muy pacientes y comprensivos con el servicio, el cual en algunos momentos fue un poco lento, no por mi inexperiencia, sino por la saturación: demasiados clientes llegaron a la misma hora y ordenaron al mismo tiempo; de modo que aunque yo corría como Speedy Gonzalez zigzagueando y evitando chocar con clientes y otros meseros, había una fila en la cocina y otra en la barra y no había más que esperar mi turno. Al final hubo clientes contentos y algunas excelentes propinas.
Al principio fueron tantos pedidos al mismo tiempo que mi mente se quedó completamente en blanco y ya no pude recordar ni cuáles mesas estaba atendiendo, ni qué me había pedido qué persona, ni cómo me llamaba ni qué estaba haciendo en ese lugar. Pero realicé unas tres inhalaciones y exhalaciones conscientes y volví a funcionar adecuadamente.
Disfruté mucho mi experiencia, pues me demostré que tengo habilidad para aprender nuevos procesos en poco tiempo, además de un gusto por brindar un buen servicio. Y encima de todo ello, me llevé unos buenos pesos a casa, con los cuales pude comprar frutas y comida para mi mamá y para mí.

3 comentarios:

  1. Eh viva! que pudiste con el trabajo arduo de mesero, bien por ti.
    Aunque ha de ser una experiencia difícil, pero me alegro que la sacaras adelante.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. woW!

    Que gran experiencia. Yo trabajé en un Hotel y conocí las áreas del Restaurante en el que también fungí como mesero.

    Acá tienen un término para nombrarse cuando son las horas picos y medio restaurante pide las cuentas con factura, otras sin ellas, otras con cuentas separadas, otras... un desmadre!!!, y es "andas (o ando) camote).

    Siempre me he imaginado en el lugar del mesero pero se me viene a la mente la hora camote y pelas, chafeo.

    Te felicito.

    ResponderEliminar
  3. One of my friends will be taking care of a fashion show, she asked me if I could be a waiter, but to tell you the truth I don't want to, if somebody tells me something bad, for sure I'm will not let it go so easyly, so I guess I will say no thank you.
    Un saludo

    ResponderEliminar

Share Your Thoughts