miércoles, septiembre 23, 2009

Los Signos del Zodiaco

Sigo atrapado por la televisión. Tan pronto llego a casa ceno muy rápido y me voy al sillón, con el control remoto en la mano y los ojos fijos frente a la caja idiota. Ya no me muevo de ahí, ni siquiera para ir a dormir. Tengo muchos días de no dormir en mi cama. Sé que he dejado de lado el ejercicio, la lectura y otras actividades más edificantes. Tampoco me interesa hablar con nadie ni ver a nadie. Por ahora.
Necesitaba hacerlo. Aislarme, descansar, evadirme. No pensar. Después será diferente, lo más probable es que vuelva a mis rutinas, pero por ahora sólo anhelo que sea la hora de la salida para correr a mi casa y sentarme frente a la televisión.
Normalmente no hay muchas cosas interesantes que ver, pero anoche pude ver un PELICULÓN. Se trata de Los Signos del Zodiaco, 1962, dirigida por el recientemente fallecido colimense Sergio Véjar y basada en la obra de Emilio Carballido y Sergio Magaña.
La cinta, en glorioso blanco y negro, retrata la difícil vida de un grupo de inquilinos que habitan una decrépita vecindad de la Ciudad de México. Si hay un tema que se repite a lo largo de la trama es la miseria, la desesperanza de querer salir adelante, abandonar para siempre esa vida, esa vecindad, y no poder hacerlo por la falta de dinero y oportunidades.
Son muy pocos los afortunados que logran escapar: Polita se va a vivir a la casa de los tíos de Pedro, a quien ella ama pero él nunca se le declara; Augusto finalmente obtiene un contrato como violinista segundo en la Orquesta Sinfónica Nacional y se libra así de su castrante esposa; Lalo recibe una beca para estudiar en el Tecnológico de Monterrey.
María, interpretada (si no me equivoco) por la hermosísima Kitty de Hoyos, se rehúsa una y otra vez a aceptar la propuesta de matrimonio de Cecilio, quien le dice que se irán a vivir a Guanajuato. Ella sacrifica su felicidad por la de su tía y su hermana Estela, hasta que el ultimátum de Cecilio la hace decidirse. Pero ya es demasiado tarde... escapar será imposible.
En la vecindad se queda la amargada Lola Casarini, quien nunca pudo olvidar sus días como diva del bel canto; Estela, engañada y abandonada; Ana Romana, confundida por su falsa historia de rica venida a menos; Daniel su esposo, perdido en su borrachera; la bella Sofía (Angélica María), absolutamente inadaptada a la vecindad después de vivir toda su vida en un colegio de monjas; su hermano Andrés (Xavier Marc), payaso de zarzuela, su homosexualidad cruelmente exhibida por su propia madre.
La escena final, del baile de Navidad, es simplemente soberbia, literalmente de película. Pilar Souza, magnífica en su papel de Ana, alcohólica, asesina, cierra la puerta y tira la llave a la coladera. "¡A baaaaailaaaaaaaaaaaaaar! Los que se fueron, se fueron, ahora ya nadie sale". Todos bailan un danzón eterno, ebrios y enajenados. Andrés gira y gira, eufórico en los brazos de su enamorado, ya libres de toda inhibición. La hoguera que encendió Pedro, borracho, le imprime gran dramatismo a la escena y la convierte en un auténtico infierno. Hasta él mismo dice que parece el Diablo.
Como dije al inicio, un peliculón.
Eliud Hernández subió a YouTube un fragmento de la escena final, muy hábilmente editado y musicalizado. Que lo disfruten.

5 comentarios:

  1. Nunca he visto esa película, pero se ve que está buena.
    Tendré en mente el nombre por si la vuelven anunciar, le diré a Barry que me avise, él ve esas películas mexicanas.Por cierto cruda la escena del final.

    Cuídate mucho.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Empece a leer tu post y me preguntaba ¿y donde esta el ejrcicio que estaba haciendo elbibis?, he inmediatemente me respondiste: Solo es "por ahora"

    No he visto la pelicula pero parece por demás interesante y vaya, de un tiempo en que las cintas eran otro rollo (literalmente).

    Lo que más me ha gustado es que eres también fan abierto de la tv.

    Salu2!

    ResponderEliminar
  3. He visto esa película muchas veces, hasta me ha hecho llorar,
    -disimuladamente, claro-. Creo que conozco un equivalente de cada personaje en la vida real.

    ResponderEliminar
  4. YO LA VI AYER Y MI PERSONAJE FAVORITO SIN DDUDA LA SUPUESTA RICA VENIDA A MENOS QUE TERMINA SIENDO JOVITA LA SIRVIENTA ¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  5. Sin duda una gran obra de uno de los 5 grandes del teatro en México, Sergio Magaña. Ubicada en el contexto de los años 50´s y en un rincón de transición rural a urbano como lo era la vencidad en aquellos tiempos esta obra sigue describiendo una realidad latente de nuestro México. Grande el maestro Magaña.

    ResponderEliminar

Share Your Thoughts