martes, diciembre 01, 2009

Hubo un rey en un castillo...


Por invitación de Valentín, un compañero mesero que está estudiando para chef, acudí ayer a una exposición que realizaron los alumnos de la escuela, en la cual presentaron diferentes obras escultóricas hechas con productos alimenticios.
Los futuros chefs echaron mano de su creatividad y produjeron obras como la Pirámide del Sol, un volcán con todo y fumarola, una reproducción del Taj Mahal, una montaña rusa y un oso polar, hecha con galletas, grenetina, jarabe de chocolate, arroz, amaranto, mantequilla y pan.
Mi obra favorita fue un servicio de mesa hecho enteramente de pasta de dulce y otros alimentos: incluía mantel, cubiertos, platos y tazones con una apariencia muy realista, hasta tenía un par de sillas de tamaño natural fabricadas con caña de azúcar.

7 comentarios:

  1. Y ontan las fotos?????, digo , seria padre verlas.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. ¿eso las fotos?

    aunque creo ver caña de azucar por ahi ¿son las sillas?

    ResponderEliminar
  3. Desafortunadamente no llevé mi cámara... la única foto fue esta tomada con un celular. Ahí se ve la caña de azúcar.

    ResponderEliminar
  4. Pues ademas de creatividad y nutritivo, gusto para el paladar y otros sentidos estas demostraciones.

    Amigo elbibis, en eventos asi que no se te olvide la cámara.

    =)

    salu2!

    ResponderEliminar
  5. Por cierto, Ramón, mi cámara HP 707 ya pidió su jubilación, lo bueno es que estuve muy contento con ella siempre. Se me ha pasado preguntarte, ¿qué marca y modelo es tu cámara? Tus fotos siempre salen excelentes.

    ResponderEliminar
  6. Me impresiona lo bien hechos que están los cubiertos y la vajilla.

    Pero, si me hubiera gustado ver las otras cosas que mencionas.

    Saludos Tino.

    ResponderEliminar
  7. creo que es una catarssi de sentidos... gusto, visual, olores..

    ResponderEliminar

Share Your Thoughts