domingo, mayo 09, 2010

Se Quedó Llorando

Me cuentas de ese amigo de tu infancia, compañero de estudios y de juegos, que se quedó llorando en la banqueta al verte partir junto con tu familia. Quizás sabía que ya no se volverían a ver y por eso su corazón se llenó de tristeza.
No lo pude evitar, inmediatamente sentí un nudo en la garganta y las lágrimas se instalaron en mis ojos al imaginar vívidamente esa escena aunque no haya estado presente. Me pregunté quién consolaría a ese niño, qué palabras le diría para hacerlo sentir mejor. ¿Cómo habrán sido sus días después de tu partida? ¿Cuándo dejaría de extrañarte?
¿Y qué sentiste tú mientras te alejabas y su imagen quedaba cada vez más lejos? ¿Deseaste regresar a abrazarlo una vez más, que tu familia no hubiera tenido que mudarse a otra ciudad? ¿Añorabas esos paseos infantiles en la playa, mientras tu vida seguía, en una nueva escuela, con nuevos compañeros, en esta desértica ciudad?
Muchos años han pasado. Ya no volviste a tu antiguo hogar. Ahora lo has vuelto a encontrar, en el frío espacio cibernético, pero se ha mostrado distante y alejado. ¿Te has preguntado si su vida, llena de pérdidas y abandonos, ha endurecido su corazón, pero unas palabras amables quizá podrían hacerlo revivir?

5 comentarios:

  1. La verdaderas amistades nunca se pierden amigo, asi pase mucho tiempo, yo tengo amigos desde mi infancia y cada vez que nos vemos pareciera que nunca paso el tiempo, pasate a mi blog, mi escrito es para ti.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. recuerdo q un amiguito me tuvo bronca porque deje de ser su amigo porq habia otro niño q me gustaba y estar con él, me obstaculizaba ser amigo del q me gustaba, q raro era

    ResponderEliminar
  3. No sabemos que pasó desde esa partida, todo lo que habrá pasado para que su corazón sea frío.


    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Con el tiempo uno cambia y si, pasan detalles en nuestras vidas que nos hacen madurar pero, depende la sabiduría de cada uno de nosotros el saber canalizar esos "detalles" para que nuestro corazón no se endurezca, para hacerlo maduro y libre, para ser felices y estar en paz ¿hay otro fin en la vida?

    Hey! no creo el ciberespacio sea frio, puede ser más cálido que el jefe que veo todos los días y que dificilmente una palabra de aliento otorga.

    Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
  5. que padre escribiste compadre, me llego mucho porque a mi me paso igual cuando me trajeron a vivir aca a Monterrey en los 80´s, y como dijo Gerardo Gonzalez: " da tristeza recordarlo"

    saludos.

    ResponderEliminar

Share Your Thoughts