sábado, septiembre 04, 2010

Adiós, Charro Negro


Con cuánto gusto leí las columnas de German Dehesa todos estos años. Siempre me hacía sonreír, pero a veces definitivamente me hacía carcajear. Y es que tenía un estilo tan agradablemente sarcástico, jamás ofensivo, para relatar sucesos tan nimios y cotidianos, como aquella vez que contrató a un plomero para que le arreglara la regadera.
Creo que siempre amó a su familia, pues era un tema constante en sus escritos. Qué gran ingenio tuvo siempre, qué creatividad para ponerle sobrenombres a quien se le pusiera enfrente: la Thatcher, el tamal de dulce, el perro capufe, el pulpo, la rubia misteriosa, la tractor y tantos personajes que escapan a mi memoria.
No conozco mucho sobre su vida, y nunca lo conocí personalmente; vaya, ni siquiera acudí a algún evento las tantas veces que vino a Monterrey. Sin embargo, desde finales de los ochenta empecé a leer sus columnas, me enamoré de su estilo tan sabroso y sé muy bien que con su partida eso quedará para siempre en el pasado porque no hay quien lo iguale.
No se piense que solamente escribía sobre sucesos cotidianos de su vida. También se preocupaba por asuntos de índole política y social y era todo un activista. Recuerdo que cuando se lanzó el periódico Reforma en la Ciudad de México, la Unión de Voceadores pretendió bloquear su venta e inició un boicot negándose a distribuirlo a los lectores.
Desesperados, los directivos y empleados del periódico salieron a las calles a vender su producto, y enseguida se les unieron escritores, políticos, artistas y personas comunes y corrientes; uno de esos valientes voceadores improvisados fue nada menos que Germán Dehesa.
Desde hace varios meses (¿años?) y hasta su última columna, Dehesa incluía al final de la misma la pregunta "¿Qué tal durmió?", dirigida a las autoridades a cargo de "esclarecer" los casos de las muertas de Juárez.
Hasta pronto, Germán, te recordaré siempre.

5 comentarios:

  1. Yo lo recuerdo en un programa que se llamaba si no mal recuerdo ¨La almohada¨ y más no sé.



    Beso Tocayito.

    ResponderEliminar
  2. Y las muertas de juarez?

    Se le va a extrañar.

    ResponderEliminar
  3. Dehesa, Monsi, Saramago.... solo pido que Dios me guarde a mi Lupe Loaeza.

    ResponderEliminar
  4. "hoy toca", esa frase la institucionalizo por primera vez don German, en serio que yo tambien extrañare su humor, como bien dices, nada ofensivo, pero si muy cargado de "chacota" y piquetes sarcasticos.

    descanse en Paz.

    ResponderEliminar
  5. Solo mi Lupe Loaeza nos queda tinisimo.

    ResponderEliminar

Share Your Thoughts