martes, septiembre 07, 2010

Albergue


Ya ha pasado un buen tiempo desde el huracán Alex, pero todavía muchas familias que perdieron sus casas siguen viviendo en los albergues.
Cerca de mi casa hay un centro deportivo, al cual voy regularmente para hacer ejercicio. Parte de sus instalaciones fueron habilitadas como albergue, de modo que ahí veo a las familias, que no sólo perdieron su casa, sino también su privacidad y su comodidad.
Todos duermen en colchones improvisados, ocupando el espacio de una cancha techada en la que ya no se practica ningún deporte; los hombres se bañan en los sanitarios, mientras que las mamás bañan a los niños en cualquier lugar donde haya una llave de agua. No sé dónde guardan sus pertenencias, seguramente en bolsas que tienen que estar cuidando todo el tiempo.
Algunos niños no están yendo a la escuela, pues el albergue se encuentra lejos de la primaria a la que antes iban, y sus papás no tienen dinero para llevarlos en camión. Vaya, algunas personas no tienen trabajo siquiera.
¿Cómo pasarán los días? ¿Verán televisión? Quizá algunas personas tienen un televisor y lo comparten con los demás.
Los adultos deben estar pasando por momentos muy difíciles, yo espero que pronto puedan dejar esto atrás y vivir una nueva etapa en una casa propia.
Lo único bueno es que los niños, inocentes criaturas, disfrutan a más no poder su nueva "casa": con muchas canchas deportivas, una alberca y sobre todo grandes espacios para correr, libres y felices.

2 comentarios:

  1. Los niños siguen disfrutando su inocencia y alegría sin darse cuenta cabal de lo que pasa a su alrededor.

    ResponderEliminar
  2. Que linda se ve la sierra al fondo, creo que todo volverá a tomar su rumbo y pronto las secuelas de Alex desapareceran.

    ResponderEliminar

Share Your Thoughts