miércoles, enero 19, 2011

Lágrimas de Mujer

Sin saber de dónde ni por qué, vino el recuerdo doloroso de aquella ocasión en que te vi llorar, desconsolada. Entre sollozos que quebraban tu voz, lamentabas su trato injusto, su abandono, su falta de amor de madre.
Te sentías sola, desamparada. Cómo deseé haber tenido los medios para solucionar esa necesidad, ser capaz de hacerte olvidar tus lágrimas y verte sonreír como siempre. Torpe como todos los hombres antes las lágrimas de una mujer, no recuerdo qué dije para intentar, sin conseguir, consolarte.
Otra vez fui el yo causante de tus lágrimas, y a causa de ellas se estremeció mi pecho y se me nubló la mente por la angustia. Lo lamento hasta hoy. Aún sollozo al recordarlo.
Que tus días sean días llenos de sol, plenos de felicidad, que nunca se apague tu sonrisa y que jamás tengas que llorar. Yo, Lucas.

1 comentario:

  1. Es más difícil hacer que una mujer deje de llorar a que no te perdone el que hayas hecho que lo hiciera.

    Seguramente ya lo olvidó y tu sigues angustiándote.

    Un beso Tocayito.

    ResponderEliminar

Share Your Thoughts