miércoles, mayo 09, 2012

Tiempo de Pensar y Corregir

Hasta esta banca, debajo de este árbol, he venido a refugiarme. Una mezcla de tristeza, enojo, congoja, melancolía, arrepentimiento, dolor, desesperación, desesperanza y no sé cuantas más se fue acumulando en mi corazón y mi cerebro y ya no pude más. Salí de mi asfixiante oficina en el sótano sin ventanas y me puse a caminar. Andando dejé mis lágrimas rodar, sabiendo que así se iba a desahogar más pronto mi corazón. En parte se debe a que este tratamiento para dejar de fumar me ha causado, además de interminables noches de insommio, una increíble irritabilidad, una furia asesina lista para manifestarse a la menor provocación. Pero hay otras razones también. Recordé la única vez que había estado en este mismo lugar. Era otra época. No sé si más feliz, no sé si más triste, pero sí se que esa época ya quedó atrás. Estos días he vuelto a la banca debajo del árbol, y he estado mucho más calmado. He podido reflexionar mucho, he visto el interior de mi corazón y he empezado a esbozar un plan de acción para empezar a corregir lo mal hecho. Si es necesario, desandaré el camino y volveré a empezar, pues me he dado cuenta de que fue un grave error haber empezado un capítulo cuando el anterior no se había terminado, sino que tan sólo parecía haberse terminado. Es hora de hacer bien las cosas. Seis meses. Tan sólo seis meses, pero en este corto o largo tiempo mi vida ha estado llena de cambios, y la verdad de las cosas es que han sido tantos y han ocurrido tan rápido que algunos de ellos no los he terminado de digerir. Están atorados en mi garganta y no me dejan respirar. Creí estar preparado, pero es más que evidente que no lo estaba. Básicamente, tomé ciertas decisiones muy trascendentales en forma muy apresurada, sin meditar debidamente, al calor de la emoción. Bien dicen que, cuando estés muy contento o cuando estés muy enojado, mejor no tomes decisiones. Ahora que vivo en compañía, me he dado cuenta de ciertas fallas muy personales, que dificultan mis relaciones interpersonales. Una de ellas es que me sigue costando mucho trabajo expresar en forma asertiva que NO quiero algo, que no acepto algo o que algo me molesta o incluso me enoja. No siempre sucede, pero cuando sucede, me causa muchos problemas porque inicialmente digo que todo está bien, pero la molestia se queda en mi interior y va creciendo y creciendo hasta estallar como poco le falta al volcán Popocatépetl. Otra cosa es que, habiendo vivido tantos años en solitario, me ha costado mucho esfuerzo adaptarme a la vida en pareja y ya no pensar tan sólo en mí sino en los dos... es irónico, los seres humanos somos tan contradictorios, yo tanto tiempo deseé ya no estar solo, y ahora que vivo en pareja de pronto ya no sé que hacer, en ocasiones me siento invadido, pero sé que esto es solamente mi percepción; no es así en realidad. Sé que todo se puede resolver, pues todo tiene remedio menos la muerte. Lo bueno es que, al aclararse un poco mi mente y darme cuenta de aquellos aspectos en los que he fallado, estoy más que preparado para empezar a tomar las acciones correctivas que se necesiten. Sé que no he sido un buen compañero. Al guardarme tantas cosas, al no ser sincero, al estar tan irritable, egoísta y poco comprensivo, he lastimado de diversas maneras a quien me ama tanto y es tan paciente y cariñoso conmigo, a quien sólo se dedica a cuidarme y atenderme. Comprendo perfectamente lo inmenso que es su amor, pues cualquiera en su lugar ya me hubiera abandonado hace mucho tiempo. Me propongo ser mejor, para poder corresponder a todo lo que me entrega él.

5 comentarios:

  1. Querido Tino

    Acabo de leer lo que escribiste y seguro hoy tú estado sera distinto.

    Cariño

    En lo personal yo creo que hablas de ti como atacandote, las cosas cariño no son así, haces lo que puedes con lo que tienes, quien te ama seguro ve todo lo maravilloso que eres.

    A veces hace falta un poco de perdon y mucha humildad para aceptar que no somos el eje del otro y que sus necesidades tambien tienen un caracter.

    Hay cuidados y cuidadores ambos obtienen ganancias, hay intereses inconsientes y consientes en las relaciones.

    Calma tu mente y ve las cosas como son, date cuenta quien y como eres y quien es y como es el otro.

    ResponderEliminar
  2. Vamos por partes.
    Esta semana acudí a una charla que dierón unos monjes budistas ZEN que tienen su monasterio en el norte de Italia y vinierón a Almería a compartir su filosofia.

    Decian lo primero que tenemos que hacer es aceptarnos tal y cual somos, sin juicios, decian tambien que es mas importante ser que hacer.

    Por otra parte la vida en pareja no es que sea dificil es compleja, vivir en pareja es compartir y estar compenatrados y complementados.

    El pasado ya paso, el futuro quien sabe, solo centrandonos en el presente es como mejor fluyen las cosas.

    Me dio gusto leerte de nuevo. Un saludo

    ResponderEliminar
  3. ¿Cómo va todo Tocayito? Espero que estés mejor y más acoplado a la vida en pareja.


    Te dejo un abrazo de gusto por saberte bien, meditabundo pero bien.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Todo es una aprendizaje, aprendes a convivir, a compartir tu espacio, tus cosas , y luego llega un momento en que si no esta esa persona todo se te hace vacio por no tener conquien compartir, eso pienso, saludos ¡

    ResponderEliminar
  5. a veces hacemos las cosas como dicen por ahí: "como el borras", pero caray, las hacemos, no podemos mantenernos estaticos; si alguien se fue y alguien, al cual le dimos cabida en nuestra vida llega, debemos de darle la valia que le corresponde, somos personas adultas y no se vale "agarranos de una tablita para no ahogarnos", no, no podemos lastimarlos.

    saludos comapadre...

    ResponderEliminar

Share Your Thoughts