domingo, enero 06, 2013

Día de Reyes

Hoy ha sido un domingo muy bonito... un verdadero Día de Reyes. En realidad empezó ayer que fui al cine con Rodolfo a ver la película "Life of Pi"... qué maravillosa historia llena de enseñanzas y situaciones increíbles, el título en castellano de "Una Aventura Extraordinaria" le queda como anillo al dedo. Cuánte disfuté la hermosa fotografía de la película, los colores, las formas, luces y sombras.. hace mucho que no me deleitaba tanto una película. Posteriormente, a cenar y luego a casa a dormir calientitos mientras afuera seguía el frío. Por la mañana temprano él tuvo que irse a trabajar, así que lo acompañé y luego me fui a casa de mi mamá, llevaba una buena cobija, así que la tendí en el sofá para ver una película muy bella "The Angel Doll" y dormitar un poquito más. Más tarde se levantó mi mamá, almorzamos juntos y luego se sento junto a mí a ver TV. Me di cuenta de que tosía mucho y se oía su pecho muy congestionado, así que decidí llevarla al doctor, a lo cual no se rehusó. Creo que una muy buena idea. Mientras el médico la examinaba, no pude evitar razonar cómo a lo largo de nuestras vidas hemos cambiado los papeles, pues antes ella me llevó al doctor y ahora me toca a mí llevarla a ella. Me conmovió mucho que quisiera pagar las medicinas, pero eso sí que no... quizá yo no sea el hijo más adinerado ni el que le da más dinero, pero cuando me es posible hacer algo por ella, comprarle algo, lo hago con todo mi corazón y con mucho gusto. Al llegar a casa, le di a tomar las medicinas. Su mirada agradecida me decía muchas, muchas cosas que mi cerebro aún no procesa pero mi corazón sí. Más tarde, me fui al centro para elegir y comprar el regalo para Rodolfo, pues hoy fue su cumpleaños. Lo mandé envolver en una caja muy bonita y le escribí una tarjeta... luego me fui a esperarlo cerca de su trabajo. Platicamos primero, tratando de decidir a dónde querría ir a comer... y de pronto saqué la bolsa gigantesca... y le dije que sacara lo que había adentro. Qué maravilloso fue ver su expresión sorprendida al observar la caja del regalo... sus ojos brillantes con una alegría genuina... y antes de abrirlo, quiso eternizar el momento tomando una fotografía. Me siento tan feliz de poder hacerlo feliz. Algo que le prometí al poco tiempo de conocerlo fue que haría todo lo que estuviera de mi parte para compensar todos los malos momentos que le había tocado vivir... y creo que estoy haciendo un buen trabajo... Durante la comida noté que detrás de su sonrisa se ocultaba una expresión de tristeza. Tal como supuse, resentía el hecho de que ni sus padres ni sus hermanos le hubieran tan siquiera llamado o enviado un mensaje para felicitarlo. No sé a que se deba eso. Sé que siendo un adolescente tuvo un disgusto con su padre y abandonó el hogar, yéndose a vivir con unos tíos a otro estado, pero no creo justo que por esta razón se hayan olvidado de él. Le dije que lamentaba mucho eso, pero que en este momento él me tiene a mí, porque él y yo ahora somos una familia, y además, que también puede considerar a mi familia como su segunda familia, sólo tiene que integrarse a ella. Y también le dije que no se preocupara, que estaba seguro de que algún día se arreglarían las cosas con su propia familia, que siempre contara conmigo. "Tus palabras me llegan al alma", me dijo. Actualmente estoy leyendo el libro "Conversaciones con Dios". En el último pasaje que leí, Dios reta al lector a hacerle una pregunta, la cual él contestará por medio de la siguiente canción, de la siguiente conversación o del siguiente artículo que caiga en manos del lector. Yo pregunté: "¿Cómo puedo liberarme para siempre del temor, y abrazar el amor?". "Dando mucho amor, sin restricciones, sin medida, sin pedir nada a cambio", parece ser la respuesa.

2 comentarios:

  1. Me impacto sobre todo la ültima parte Tinísimo... porque dar amaor a veces nos hace sentir que damos demás, como cuando te toman el pelo o como diría el chapulín colorado se aprovechan de mi nobleza, como quedar en paz sin sentirse utilizado por otros?

    En fin

    En otro orden de ideas, que tengas un buen año y que todo este muy bien, yo con Brucelosis... ni moyo.

    ResponderEliminar
  2. Don Heart, entiendo lo que dices, sin embargo, me da gusto decirte que, por primera vez desde hace mucho, mucho tiempo, ahora estoy verdaderamente enamorado, doy amor y en realidad no me importa si recibo amor a cambio, si esto va a durar un poco o un mucho, doy amor porque sí, porque así lo siento. Quizás antes nunca estuve enamorado. Quizás ya me tocaba. Abrazos.

    ResponderEliminar

Share Your Thoughts