lunes, mayo 06, 2013

Ser Gay no es Ser “Muñeca”

Estos días me he estado preguntando qué es lo que me pasa, pues me encuentro muy rebelde, hipersensible, intolerante a cualquier tipo de injusticia y por desgracia muy proclive a reaccionar con enojo en lugar de ecuanimidad; frecuentemente debo hacer un trabajo extraordinario de contención para guardar la calma y no caer en un estallido como los que Daniel Goleman denomina “secuestro emocional”. Recientemente acabo de cumplir 47 años, y posiblemente me encuentre en una fase de mi vida en la que es preciso re-evaluar todo: actitudes, amistades, actividades, metas, intereses, etc. Constantemente observo las actividades que conforman mi entorno y me pregunto si estoy satisfecho, si es lo que realmente quiero o necesito. Quizá me esté preguntando, a nivel inconsciente, qué es lo que quiero hacer con los años que me quedan, como dice la canción. Cerrar círculos, seguir avanzando, el objetivo no hay que perderlo de vista: “ser feliz”. Ayer tuve otra de mis rebeldías. Resulta que, como he dicho antes, pertenezco a una asociación civil de auto-ayuda, de tipo HSH, la cual ofrece sesiones semanales para fomentar no sólo la convivencia, sino también la información sobre avances médicos, legales, sociales y otros relevantes para esta comunidad específica, se ofrecen pruebas rápidas para detección de VIH y también se ofrece consejería y apoyo tanto para personas que viven con VIH como para sus compañeros y familiares. Cabe mencionar que los epidemiólogos acuñaron esta categoría HSH en los 90 para estudiar a los hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres, sin tomar en cuenta su identidad sexual; es decir, las personas HSH pueden ser hombres muy masculinos, no tan masculinos, trasvesti, transgénero con pene y testículos… etc. El caso es que a la inmensa mayoría de los miembros de esta asociación a la que pertenezco les gusta mucho hablarse en femenino, con términos como “muñeca”, “perra”, “vieja”; imaginan vestirse de mujer, enumerando prendas como sombreros, estolas, vestidos, zapatos de tacón, etc. Tenemos un chat privado en Facebook en el que participamos todos para ponernos de acuerdo sobre las sesiones, pero además para saludarnos, comentar noticias, anécdotas, compartir chistes, etc. Algunas veces los integrantes mandan un saludo como “Buen día chicas, a empezar el día como princesas, empoderadas, divinas, etc.” o algo similar. Soy muy tolerante, pero esto a mí me incomoda (y gradualmente se ha hecho más intolerable), pues yo no me considero “muñeca”, ni “vieja”, ni me siento cómodo hablando en femenino o pensando en vestirme de mujer, pues esto no pasa por mi cabeza. Por una parte, me gustaría seguir asistiendo a las sesiones del grupo por la gran cantidad de información que estoy recibiendo, información que me puede servir más adelante para impartir consejería a personas que lo necesiten. Pero por otra parte, la tónica afeminada del grupo definitivamente no me hace sentir muy cómodo que digamos. Ayer en el chat privado uno de los integrantes proponía que nuestra asociación participara en un contingente en la próxima Marcha de la Diversidad 2013, tras lo cual algunos otros empezaron a proponer la vestimenta apropiada para la ocasión (obviamente femenina). Yo me encontraba, muy entusiasmado, a punto de iniciar una pedaleada, así que escribí que quizá sería buena idea que formáramos un equipo de ciclistas para practicar los fines de semana. El director del grupo escribió que tal vez sería buena idea, para ser congruentes con uno de los objetivos de la asociación: hacer deporte; y qué incluso sería una gran idea si el contingente participara en la marcha haciendo algún tipo de deporte o en bicicleta, ya que, según creía, ningún otro grupo lo había hecho. Esto me recordó que yo tengo muy mala opinión de las marchas, pues generalmente participan hombres disfrazados estrafalariamente, vestidos de mujer o semi-desnudos, en actitudes francamente provocadoras, y según ellos lo hacen para ¡exigir respeto! Me parece una gran incongruencia y una tremenda estupidez, y creo que más bien se consigue fomentar la homofobia y la falta de respeto. Pienso que sería muy bueno que marchara un grupo de hombres vestidos simplemente con el uniforme o ropa que lleva diariamente a su lugar trabajo: un médico, un bombero, un agente de tránsito, un ejecutivo o directivo de empresa, un chofer de autobús, un obrero, un deportista o un bailarín de ballet. Creo que esto sería más digno y serviría para transmitir la idea de que los gays pueden ser personas comunes que participan en todos los segmentos de la sociedad y se dedican a todas las profesiones que existen, y no necesariamente son exclusivamente personas que gustan vestirse de mujer. Es por ello que, lo siento, no pude evitar escribir en el chat privado, “Apoyo la idea, con todo respeto, no todo es jotería”. ¿Lo escribí o sólo lo pensé? Pues sí, sí lo escribí. Se hizo un silencio electrónico, hasta que uno de ellos escribió: “Pero bien que nos gusta”… en fin, advertí que no era el foro adecuado para una buena discusión y decidí dejarlo ahí. El director del grupo, muy ecuánime, publicó una foto de publicidad de la asociación con una imagen de un ciclista, y más adelante comentó que este y otros temas sería conveniente revisarlos de manera presencial en la siguiente sesión. Excelente. Me gustaría mucho tener la oportunidad de expresarme yo también, con la misma libertad con la que los demás miembros se expresan. Después de todo somos un grupo plural, respetamos la diversidad, somos HSH. ¿O no? Espero que sí.

3 comentarios:

  1. Externaste tu punto de vista y es lo que vale, ni te preocupes. Te dejaste escuchar y eso es lo que cuenta.


    Un beso Tocayito.

    ResponderEliminar
  2. pienso igual que tu compadre, a pesar de las preferencias sexuales de cada uno,eso no difiere en nada el sentido humano y el valor moral de las personas que no son de mi preferencia sexual.

    pero la tolerencia tiene mucho que enseñarnos, en lo particular tambien pienso que las personas con preferencias sexuales diferentes a las mias, tienen que guardar un sentido de respeto hacia las demas personas.

    como escribi una vez, "tu derecho a demostrar tu preferencia sexual, termina cuando empieza mi derecho a no querer ver las exibiciones de tu sexualidad". Respeto es respeto.

    saludos....

    ResponderEliminar
  3. fijate que son cosas que tambien me sacan mucho de onda. ANtes solia estar mucho en un grupo igual gay pues, cuando las asociaciones no eran tantas y aparte el grupo era una cosa bien decadente que ni bien estructurado estaba..pero bueno, ahi andaba, e igual, la forma de que se dirigian los miembros era de forma femenina...y yo, que pedo? no se, eso solo crea esterotipos de que TODOS los gays nos creemos mujeres, cuando no. creo que la mejor representacion de diversidad es esa, la del deporte y vistiendo como se es yyap..no?..bueno en fin jaja, cantinfleeo bien cabron
    te mando saludosos

    ResponderEliminar

Share Your Thoughts