viernes, marzo 03, 2017

¡Me Desquicias Mis Planes!

Hace muchos años supe de una persona que se molestaba muchísimo cuando alguien le visitaba en su casa sin avisar, y no tenía empacho en cerrarle la puerta en las narices diciendo que no podía atenderle porque "me desquicias mis planes".
Si bien yo no tendría corazón para mandar de regreso a su casa a alguien que llegara a visitarme en forma imprevista, salvo que me encontrara sumamente ocupado, sí soy muy estricto con mi administración del tiempo y no tengo el menor empacho en rechazar invitaciones a comer o a salir que me hagan a la última hora.
(Pausa para contestar una llamada telefónica.)
Hace un par de semanas me encontraba en una videoconferencia de trabajo, junto con otros cuatro participantes, cuando en un momento sumamente importante de la reunión escuché que alguien tocaba la puerta y gritaba "hola, hola". Esperé unos minutos porque no quise interrumpir la junta, pero tan pronto encontré un momento en la que no me tocaba hablar, me quité los audífonos y fui a ver quién tocaba.
Se trataba de una querida amiga y su esposo, a quienes la soleada mañana los inspiró para dar un recorrido en bicicleta y vinieron a buscarme para que me uniera al paseo. A la velocidad del rayo les dije que lo lamentaba pero estaba muy ocupado y debía volver a mi conferencia; afortunadamente comprendieron perfectamente y se marcharon enseguida.
Hace un rato llegué del gimnasio y estaba calentando mi comida aquí en la casa, cuando llegó un mensaje de mi amigo Roger invitándome a comer cerca de su trabajo. Sin evitar sentir cierta molestia, le dije que no me era posible pues ya estaba comiendo; luego me preguntó si podía venir a visitarme a mi casa más tarde.
Nueva molestia. Ya antes le había dicho que los viernes por la tarde son tiempo para mí y simplemente me dedico a disfrutar de mi compañía. También, la semana pasada, mientras comíamos, le había dicho que, dado el encierro que implica trabajar en casa, me gusta salir a comer fuera de vez en cuando, pero siempre con anticipación. Él sostuvo que le gusta ser más espontáneo.
Así que finalicé la cadena de mensajes de hoy escribiendo que sería bueno comer la próxima semana para hablar de unos proyectos de trabajo, pero le agradecería mucho que lo programáramos con anticipación. Y me quedé pensando si seré yo demasiado intransigente con mi tiempo, o si serán los demás demasiado desconsiderados y pretenden que estoy a su disposición esperando el momento en que se les ocurra invitarme a comer o a salir.
"Qué buen tema para escribir en mi blog", me dije.
Y cuando llevaba dos párrafos escritos recibí la llamada de Chuy, un viejo amigo, quien me invitaba a tomar un café más tarde, pues "tenía un hueco en su agenda" y "hace mucho que no platicamos". No lo podía creer. Le contesté que no me era posible, pues ya tenía un plan (no mencioné mis famosos viernes de "me time"), pero que con gusto podríamos planear algo para la siguiente semana.
Pues... sigo sin entender y tengo muchas preguntas. ¿Será que todos vivimos tan ocupados, que solo a última hora nos acordamos de nuestros amigos y para compensar nuestro alejamiento los invitamos a comer o a tomar un café?
¿Será que mi tipo de trabajo, como traductor free-lancer y sin ningún tipo de horario fijo, no me permite adaptarme a los horarios de los demás? Bueno, esto último lo dudo, pues puedo organizarme perfectamente para ir al gimnasio, acudir a mis clases de chino, salir al parque, mi sesión semanal con Bugs Bunny, visitar a mi mamá, etc.
No lo sé... pero tiendo a creer que las personas hacen planes tomando en consideración su tiempo en primer lugar, y luego el de los demás en segundo lugar. A veces resulta y a veces no. Y como estoy seguro de que nunca podré cambiarlos, pienso que mejor me relajaré y simplemente aceptaré las invitaciones cuando quiera y pueda hacerlo, y las rechazaré cuando no quiera o no pueda. Sin enojos, sin molestias, con una sonrisa.

4 comentarios:

  1. Me encanta cuando mis amigos sugieren algo espontáneo, pero tampoco tengo empacho en decirles que ya tengo otros planes.

    Sin embargo, cómo tu, trabajo en casa bajo mi propio horario. O es que decir, mi propio horario mas o menos. Estoy parcialmente restringido por el horario de la bolsa de valores. Y así, hay ciertas horas en que nunca estoy disponible. Pero eso es muy difícil que la gente entienda. No se percatan de que es la hora de trabajar y si no trabajo, no gano. Eso me frustra y tengo que seguir defendiendo mi horario hasta a las personas que me conocen muy bien y deben de saber eso. Es frustrante.

    Parece que tu eres mucho mas organizado y ordenado que la mayoría de la gente. De veras, jeje, así eres un poco mas gringo que Mexicano. Pero cuéntate afortunado que vives en Monterrey y no mas al sur.

    Saludos y un abrazo,

    Kim G
    Redding, CA
    Donde los vecinos tocan a la puerta para visitar sin llamar antes. Huy!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Kim, de verdad que es frustrante, me he dado cuenta que algunas personas (algunos de mis hermanos, por ejemplo) piensan que como no voy a una oficina, pues "no trabajo", y piensan que puedo salir de mi casa a la hora que a ellos se les ocurra. ¿Redding también? Debe ser un lugar pequeño... saludos.

      Eliminar
  2. Es que generalmente queremos que el mundo gire a nuestro alrededor. En el momento en que tenemos tiempo pensamos que los demás también van a estar libres. Claro que mucho de esto se debe a mala planeación. Hay que agendar cosas con cierta anticipación y apegarse a estos planes.
    Y bueno, tu conclusión me parece muy sabia y muy adecuada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Alex, he seguido pensando mucho en este tema, y me parece que actualmente todos vivimos en un mundo tan lleno de actividades y cosas que hacer, que apenas tenemos un tiempo libre se nos ocurre, en ese momento, aprovecharlo en compañia de las personas que nos agradan. Pero como bien dices, aquí hay una falta de planeación. Creo que deberíamos ser más considerados y pensar si la otra persona también tiene tiempo libre, como nosotros, y si está dispuesta a compartirlo con nosotros.

      Eliminar

Share Your Thoughts