martes, noviembre 18, 2008

Último Puente del 2008


En los noticieros han estado hablando acerca de este último "puente" del 2008, que así le llamamos en México al fin de semana largo: sábado, domingo y lunes por conmemorarse la Revolución Mexicana. Muchas personas aprovecharon para viajar, tomarse unas breves vacaciones para descansar o bien aprovechar esos días para visitar a sus familiares en otras ciudades. Creo que a decir verdad, en últimas fechas los mexicanos viajamos cada vez más.
Nada menos yo me aventé mi viajecito a Cancún en abril, y hace unas semanas me fui a Oaxaca también; y si tuviera más tiempo y dinero no dudaría en hacer otro viaje más. Por ejemplo, tengo ganas de ir a conocer el Canal de la Perla, ese túnel subterráneo que descubrieron hace pocos años en Torreón.
Recuerdo que estuve al tanto de la noticia, leyendo en El Siglo de Torreón las notas de cuando empezaron a remozarlo y decidieron abrirlo al público como un nuevo atractivo turístico. De hecho el día de la inauguración estaba yo en Torreón, pero no pude entrar porque el acceso era solamente para la gente del gobierno y "altas personalidades"; ya al día siguiente podría entrar todo el pueblo, pero al día siguiente yo ya estaba aquí en mi Monterrey querido.
También quiero conocer la ciudad de Durango, recorrer en tren la Barranca del Cobre, en Chihuahua, visitar la isla de Janitzio, conocer la Cabeza Olmeca en Tabasco y por supuesto también ir a visitar esa maravillosa tierra de Chiapas. Y si sigo pensando me voy a acabar todo el mapa de la República Mexicana, pues mi intención es conocer todos los 32 estados. ¡Ya llevo 22!

Esta última semana estuvo alojado en mi casa Francisco Chao, un ex-compañero de trabajo. Aparentemente la relación que llevaba con su compañera sentimental se fue deteriorando hasta que llegaron a tener "diferencias irreconciliables", como él mismo lo dice, y decidieron separarse.
Muy buena persona es el hermano Chao, un hombre noble, honesto y sin maldad. Le agradezco que me haya ayudado a levantar el portón del estacionamiento, ya estaba muy caído y cada vez que tenía que abrirlo o cerrarlo era una labor titánica. Nos costó mucho trabajo volverlo a su posición original, pero ahora corre con una suavidad de mantequilla.
Platicamos de muchas cosas, de proyectos futuros, etc. Una de esas noches le comenté que a veces pasa por mi cabeza irme por fin de esta ciudad hostil y establecerme en alguna playa o en algún remoto pueblito de Oaxaca, Guerrero o Chiapas, en donde la vida sea más fácil. Por la cuestión de trabajo tal vez sería más factible una playa, donde pudiera ofrecer servicios a los turistas extranjeros aprovechando que hablo inglés.
Le mencioné que si no lo he hecho es porque estoy muy arraigado en esta tierra en la que nací y crecí, y además aquí está mi mamá, mi familia, mis amigos, todo lo que conozco. Le hice ver que su caso era diferente, pues siendo él de Chihuahua, no tenía aquí en Monterrey nada que lo retuviera y le sería más fácil mudarse a cualquier otro lugar.
Aparentemente esto que le dije lo hizo pensar mucho y replantear sus objetivos, porque ayer mismo tomó la decisión de renunciar a su trabajo e irse a probar suerte a Puerto Vallarta. Esta mañana metió todas sus cosas a su auto y emprendió el camino hacia su nueva vida. Se veía muy feliz, un hombre libre que por fin decide deshacerse de una relación inservible y de un trabajo insatisfactorio, y se lanza con mucho ánimo a perseguir un sueño.
Yo me vine hacia mi trabajo sintiendo un poco de envidia ante su arrojo y su valentía, pues vaya que se necesita valor para dejar atrás todo lo conocido, abandonar nuestra zona de comodidad y adaptarnos a una situación completamente nueva. Enhorabuena, brother, que tengas una vida muy feliz y satisfactoria.

2 comentarios:

  1. yo hice lo mismo hace mucho tiempo y me vine a mty jeje era solo un adolesente, con 17 años de edad, y sin un peso en la bolsa,me acuerdo que llegue en tren, no tenia familia aqui pero no me importo deje toda mi familia y me vine a probar suerte por aca y no me quejo me a ido bien, pero en estos dias e pensado dejarlo todo y volverme a ir, saludos bye

    ResponderEliminar
  2. jeje. ese poder de convicción hay que tomarle ventaja, no crees?...
    haha, es broma.
    Los que están dentro quieren salir, y los de afuera quieren entrar... o irse más lejos, lo que viene siendo lo mismo.

    Creo que lo mejor es tomar decisiones, y al hacerlo, convencerte que fue la mejor decisión...

    Y David, cómo que te quieres ir?... a menos que sea para Nueva York, sino ni te muevas, haha.

    Saludos

    ResponderEliminar

Share Your Thoughts