miércoles, abril 01, 2009

Mi Mejor Pastel de Cumpleaños


Hoy es otra vez abril, mi mes favorito, principalmente porque yo nací un Domingo de Ramos de hace casi casi 43 años, era un 3 de abril.
Me gusta abril porque es un mes completamente primaveral. Ciertamente, esta estación comienza en marzo, pero al menos en estas latitudes todavía están los días fríos. Las albercas públicas las abren oficialmente el día 21 de marzo, pero los tontos que se animan a ir se llevan un chasco porque el agua está fría y el viento también.
En cambio, en abril la temperatura ya es más tibia, sin llegar a ser excesivamente caliente. Hay algunas lluvias de primavera, instantáneas y refrescantes.
Que yo sepa, a mí no me hicieron fiestas de cumpleaños cuando estaba chiquitín, pero cuando estaba en la primaria, creo que en tercero o cuarto año, pues ya veía que a otros niños los festejaban y entonces decidí rogarle a mi mamá que me hiciera una fiesta de cumpleaños.
Todos los días le insistía y todos los días me decía que no, que no había dinero; hasta que por fin accedió y yo fui muy feliz. En ese tiempo acostumbraba hacer unas deliciosas tortillas de harina y también galletas, empanadas y pasteles, así que ella misma me preparó un pastel muy sabroso de dos pisos. Luego confeccionó el merengue (o betún como le decimos aquí) con claras de huevo, limón, azúcar glass y no sé qué más, y al terminar me dejó lamer las aspas de la batidora. Estaba delicioso, mmmmmmh.
El tiempo pasó y ya casi se llegaba la hora de mi fiesta, pero en eso que cae un sorpresivo aguacero. Uy cómo me puse.... pensé que ya no iba a ir nadie. Mi cuñada Vicky bañó y vistió a Rosy, quien entonces era una nena que apenas empezaba a caminar, y ella fue la primera invitada que llegó a mi fiesta, con unas galletas Ricanelas envueltas para regalo. Nunca lo olvidaré.
Un rato después volvió a brillar el sol y poco a poco fueron llegando mis compañeritos de la escuela, también con sus regalos, muy sencillos y humildes pero de gran significado para mí. Nos divertimos jugando y platicando, y más tarde atiborrándonos de pastel y refresco. Así de sencilla fue esa fiesta, inolvidable para mí.

4 comentarios:

  1. Que padre que te acuerdes de ese cumpleaños, yo si tuve la fortuna de que me festejaban mis cumpleaños de pequeño y a mis hermanos no jajajaja,mi mama hacia la piñata aveces o la compraba, mi papa trabaja en una pasteleria que se llama super cream en tampico y por pasteles no parabamos ni por nieve jejeje,son recuerdos muy bonitos, saludos y espero que te la pases muy bien en tu cumple jejeje, bye.

    ResponderEliminar
  2. no pues primero feliz cumple despues sabes? que bueno que disfrutes ese dia yo en lo particular el dia de mi cumple es de andar de mal humor a mi nunca me festejaron un cumple, entonces ahora cuando alguien lo quiere hacer me enfado sin querer saludos byeee

    ResponderEliminar
  3. Sabes elbibis,

    Yo naci también en un Domingo de Ramos y de ahí mi nombre ¿Cuando es tu cumpleaños exactamente? Parace estan de moda los cumpleaños y esto definitivamente lo tenemos que festejar en algun otro momento.

    Iamgino lo bien que te has de ver sentido con tu celebración, a mi me pasaba algo similar.

    Estamos en contacto amigo.

    ¡Felicidades!

    ResponderEliminar
  4. Esos recuerdos son inborrables, me encanto lo de las galletas de regalo, amigo, pues feliz cumple, ojala y lo disfrutes como la primera vez que tuviste pastel.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Share Your Thoughts