viernes, julio 13, 2012

My place or your place?

Cuántas veces quisiera uno retroceder el tiempo... pero eso es totalmente imposible. Lo que sí es posible es volver a empezar, y eso es precisamente lo que estoy haciendo: volver a vivir el noviazgo en el punto en donde se quedó. Volver a salir a pasear, al cine, a hablar por teléfono para decirse cursilerías, volver a tener cada quien su espacio, pero de vez en cuando compartir el espacio y el tiempo, de común acuerdo, sin presiones ni precipitaciones. Este miércoles hemos podido finalmente reunirnos, platicamos ampliamente, fuimos a cenar y beber unas cervezas, y al final, ni su casa ni la mía: pasamos la noche en un hotel del centro de la ciudad, como turistas, como novios, como amantes. Lo que pase en el futuro no lo sabemos, pero tenemos la intención de volver a empezar, de caminar y no correr, de disfrutar el presente e ir avanzando poco a poco hacia el futuro, que cuando lleguemos a él será presente.

2 comentarios:

  1. El presente es lo único que hay Tocayo así que vívelo a plenitud.



    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. aspi es compadre, "pian pianito", darle el espacio a cada situación, y no aventarse como el borras, jajajajajaja.

    el tiempo es muy sabio amigo, y el tiempo siempre pone las cosas en su justo lugar...

    ResponderEliminar

Share Your Thoughts