miércoles, agosto 07, 2013

El Regiomontano

Tal vez será casualidad (¿o quizás no había puesto atención?), pero últimamente me ha tocado ver (u oír) trenes por todas partes: en las noticias, como el reciente accidente en Santiago Compostela; en las películas “El Llanero Solitario”, “Los Olvidados” o la magnífica “Noticias Lejanas”, de Ricardo Benet; pero también en comentarios, fotografías y escenas de la vida real, pues diariamente transito durante un largo, largo tramo junto a una vía del tren cuando voy y vengo de mi trabajo.
Y me ha dado una gran nostalgia por los viajes en tren. En mi infancia recuerdo haber viajado una sola vez de Monterrey a la Ciudad de México en “El Regiomontano”. Qué apacible viaje, sin sobresaltos, observando las montañas, los caseríos, la gente pasando… pero tan lento también, recuerdo que era de día al abordar, luego cayó la noche y con ella la oscuridad, y nuevamente la luz del día, ya casi para llegar a Buenavista.
Muchos años después tuve la oportunidad de viajar a Europa y pude conocer los modernos y veloces trenes de Francia y España… cómo recuerdo que no comprendía por qué, mientras admiraba el paisaje, de pronto veía un auto o una fábrica, y cuando quería volverlo a ver unos segundos después, ya estaba totalmente fuera de mi alcance. Ignorante de mí, nunca antes había viajado en un TGV (tren de gran velocidad).
Por razones que no comprendo, en mi país los trenes de pasajeros dejaron de pasar, primero en los pueblos, dejando a muchas personas de las zonas rurales sin posibilidad de transportarse. Sé que hay una ruta turística en Chihuahua, que realiza el ferrocarril El Chepe, pero ignoro si haya otras rutas activas de trenes de pasajeros. En mi ciudad, como en otras, solamente pasan trenes de carga, monótonos, grises, sin pasajeros que asomen por sus ventanillas.
Hace poco leí con mucho gusto que dentro de poco empezarán a construir la vía del Tren Transpeninsular, que conectará a Mérida con Punta Venado. ¿Y si se reactivaran las rutas de tren en otras partes del país? Me parece que sería algo muy bueno, pues viajar en tren tiene un encanto muy especial, que simplemente no se puede comparar a viajar en avión o en autobús. Y me dieron ganas de viajar nuevamente en tren, a ratos leyendo un libro, pero la mayor parte del tiempo admirando montañas, ríos, mares, carreteras, ciudades, a la gente, observando la vida pasar…

3 comentarios:

  1. Yo tambien viaje hace muchisimos años en el regiomontano, es una experiencia unica, con su carro restaurant, los camarotes con sus literas y el camarote observatorio.

    saludos....

    ResponderEliminar
  2. Que bonito niño , la primera vez que viaje en tren fue a los 21 en Europa antes no me había subido uno fue súper emocionaste y conocí a muchos amores y se robaron mi equipaje jajajja pero bueno , pienso como tu, creo q sería algo súper positivo que vuelvan las vías no?
    Te mando saludos

    ResponderEliminar
  3. Carmi me encanan los trenes, en Europa tmb tome el TGV y el de RENFE de Barcelona a Granada y de Granada a Cordoba.

    ResponderEliminar

Share Your Thoughts